TOROS Y TOREROS

Andrés Roca Rey: el número 1 que escucha reguetón y habla con los toros

Andrés Roca Rey: el número 1 que escucha reguetón y habla con los toros
El torero Andrés Roca Rey. EP

Contra viento y marea, a pesar de las mamarrachas y mmarrachos de PACMA y para cabreo de los progres de plantilla españoles, el mundo de los toros vive un rejuvenecimiento inesperado (La magistral ‘cornada’ de la Feria de San Isidro a PACMA y a Carmena: en menos de 24 horas ya hay 11 corridas a punto de colgar el ‘no hay billetes’).

Revive en España un fervor desconocido hacia lo taurino, como en los buenos viejos tiempos y en buena medida gracias a una nueva figura, Andrés Roca Rey (Alfonso Ussía le pega una buena cornada a la candidata del Pacma: «Es una ignorante, más falsa que una moneda de 3 euros» ).

Tiene 22 años, mide más de 1,80, escucha reguetón y cada tarde se juega la vida delante de bestias de 600 kilos que en todo momento podrían partirle en dos (La performance en directo de Fran Rivera para demostrar las mentiras e imbecilidades de los de PACMA con los toros bravos ).

Siendo niño, no hace tanto, el peruano Roca Rey soñaba con ser figura del toreo (Luto en el mundo del Toro: Muere Fran, el recortador de 19 años empitonado por ‘Juanito’).

Hoy es el número uno y la gran esperanza de los aficionados a la hora de salvar un arte en declive y ha dado una entrevista a Rosario Pérez de ‘ABC’, de la que recogemos los fragmentos más interesantes (El inédito gesto de Morante antes de entrar a matar: seca las lágrimas del toro con un pañuelo ):

—Es el torero más deseado en la taquilla. ¿Pesa más la responsabilidad o la satisfacción?

—Más que responsabilidad, es una motivación, lo que he soñado toda mi vida, una de las metas. Sería una tontería convertir esas emociones en una presión. Prefiero disfrutar lo que he esperado tanto.

—Cada tarde parece salir con el cuchillo entre los dientes. ¿De dónde le nace el valor?

—El valor es algo que todo el mundo tiene. Aparece por las circunstancias, por las ganas, porque te apasiona lo que haces… El miedo se siente, pero todas esas cosas hacen que disminuya y que el valor vaya subiendo.

—¿Su mayor rival?

—Supongo que yo, intento superarme cada día. Si se refiere a otros toreros, voy a lo mío. Cuando estoy delante del toro, solo pienso en mí.

—Dicen que todos conducen a Roma. ¿Adónde se dirigen los de Roca Rey?

—Tengo muchos sueños, pero me centro en el día a día. No sé dónde estaré mañana. Me encanta el poema «Ítaca»: lo bonito no es solo llegar al sueño, sino acordarte del camino recorrido y saber que disfrutaste el viaje. Saboreemos cada momento, no sabemos si llegaremos a viejos.

—¿Es más difícil tener el sello de torero de alguna plaza en España por ser peruano?

—Supongo que es bonito para el público que toree tu paisano, a mí me pasa en Lima y lo disfruto mucho. Lo que sí puedo decir es que España me ha acogido con cariño y me ha dado muchísimo. Y le estoy muy agradecido por todo eso que me está dando. España es un gran país y se vive muy bien.

—¿Quién manda en la plaza?

—Hay tres factores, tres entregas: la del torero es fundamental, la del toro, importantísima. Y a esas hay que añadir la del público. Cuando se juntan las tres, surge la magia.

—A sus 22 años, su «fiesta» es muy distinta a la de la gente de su edad. Algunos toreros reconocen que necesitan ayuda psicológica. ¿Es su caso?

—¿De psiquiatra? No. Me gusta hablar con la gente, con mi papá, mi cuadrilla, mi hermano. Me gusta hablar de la vida. Unas veces parece que tiene sentido, otras no tanto… Antes de preguntarte si eres feliz, pregúntate si eres infeliz. Ser torero es mi forma de vida. Y mi filosofía de vida existe gracias a que soy torero. Entonces, para ser feliz, necesito sentir esa adrenalina delante del toro y estar tranquilo luego.

—¿Qué hay de cierto en la fama de conquistadores de los toreros? ¿Se liga más con el triunfo?

—No lo sé. No es que sea muy ligón. Supongo que si los toreros ligan es porque tienen un encanto. Yo me miro al espejo y digo: «Tampoco soy Brad Pitt».

—¿Qué personalidades más fascinantes ha conocido gracias al toro?

—El Rey Don Juan Carlos y Joaquín Sabina.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído