Toros

Gonzalo Caballero sufre una terrible cornada que le secciona la vena femoral

La vena femoral (v. femoralis) es la continuación de la vena poplítea. Se extiende desde el hiato aductor hasta el ligamento inguinal, acompañado de la arteria femoral. Al salir del hiato aductor entra en el conducto de Hunter que tiene unos 15 cm de longitud. En este conducto la vena femoral (v. femoralis) se relaciona lateralmente con arteria femoral (a. femoralis) y anteriormente con el nervio safeno según wp. La vena femoral sigue ascendiendo por cara antero-interna del muslo en forma de espiral para llegar a la cara anterior del muslo en su zona más proximal , donde entra en el triángulo de escarpa en posición medial , lateralmente a la vena se encuentra la arteria femoral (a. femoralis) y más lateralmente el nervio femoral o crural (n.femoralis), medialmente la vena se relaciona con el ganglio de Cloquet1​. El triangulo de Scarpa está delimitado en su zona superior por el ligamento inguinal. Una vez la vena femoral sobrepasa este ligamento, pasa a denominarse vena iliaca externa. En su trayecto recibe las venas accesorias descritas a continuación

El diestro Gonzalo Caballero, herido de forma dramática en el festejo de este sábado en Las Ventas, ha sido intervenido de una cornada de dos trayectorias que secciona la vena femoral, de pronóstico «muy grave», según recoge el autor original de este artículo telemadrid y comparte Francisco Lorenson para Periodista Digital.

Según el parte médico oficial, el madrileño, de 27 años, sufre: «cornada en tercio proximal, cara interna del muslo izquierdo con dos trayectorias: una de 30 cm hacia arriba y hacia fuera que produce destrozos en músculos sartorios y cuádriceps, además de contusionar la pala ilíaca izquierda; y otro trayecto de 25 cm hacia atrás que secciona vena femoral y ramas colaterales».

Más de dos horas en quirófano
Tras la intervención, que ha durado más de dos horas y ha sido realizada bajo anestesia general, Caballero ha sido trasladado al hospital San Francisco de Asís de Madrid, donde queda ingresado.

El pronóstico del percance es «muy grave», según concluye el parte médico que firma el doctor Máximo García Leirado.

El incidente sobrevino a la hora de entrar a matar al segundo toro de la corrida celebrada en Las Ventas con motivo del Día de la Hispanidad, de la ganadería de Valdefresno.

Caballero se tiró a matar volcándose sobre el morrillo y sin salirse de la suerte, enterrando el acero en lo alto pero quedando también colgado por un pitón, en lo que fueron unos segundos de tremenda angustia, más todavía cuando, una vez en el suelo, la sangre salía a borbotones por la pierna herida.

Debido a este grave percance el festejo en Las Ventas con motivo del Día de la Hispanidad ha quedado en un mano a mano entre Eugenio de Mora y el venezolano Jesús Enrique Colombo.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Los vídeos más vistos

Lo más leído