EL DIESTRO HABÍA SUBIDO VARIOS MOMENTOS DE UN FESTEJO EN ALGECIRAS

Dictablanda: Twitter cierra la cuenta del torero Morante de la Puebla por fomentar «placer sádico»

La red social, en cambio, no hizo nada cuando varias alimañas celebraron la muerte de Víctor Barrio o de Adrián, un niño enfermo de cáncer

«La libertad ya no existe», ha lamentado el torero Morante de la Puebla tras el bloqueo de su cuenta en Twitter por fomentar «el placer sádico».

La red social consideraba que varios vídeos de una corrida de toros celebrada el pasado sábado 17 de julio de 2021 en Algeciras (Cádiz) incumplen sus reglas.

Según Twitter, estas publicaciones (en el vídeo se veía un momento de la faena a su segundo toro y el tercio de banderillas que también protagonizó en este mismo astado) incumplen varias de sus reglas, concretamente la que prohíbe publicar contenido multimedia que muestre «escenas sangrientas gratuitas».

«No puedes compartir contenido multimedia excesivamente gráfico (p. ej. heridas graves, torturas…) La exposición a escenas sangrientas puede ser perjudicial, especialmente si el contenido se publica con la intención de provocar deleite en la crueldad o por placer sádico», señala Twitter.

Twitter se une así a otras plataformas y redes sociales como Youtube, Vimeo o Facebook que también restringen y eliminan estos contenidos subidos por sus usuarios.

Twitter no cerró las cuentas de aquellas alimañas que celebraron las muertes de Víctor Barrio o Adrián, un niño enfermo de cáncer

Sin embargo, Twitter no se puso tan exquisita cuando algunos usuarios celebraron las muertes del torero Víctor Barrio o de Adrián, un niño enfermo de cáncer apasionado de los toros.

 

Una concejala podemita acabó sentada en los juzgados pero no porque Twitter hiciera nada al respecto, sino porque la Fundación del Toro de Lidia, en representación de la familia de Víctor Barrio, la mandó a juicio por burlarse de la muerte del diestro segoviano.

Llamativo fue el caso de Afrián, un niño enfermo que era un fanático de la tauromaquia y al que los animalistas le desearon la muerte. Twitter dejó hacer.

No fue hasta agosto de 2019, que estos facinerosos se sentaron en el banquillo del juzgado.

Entre los miserables tuiteros, destacaron una mujer de Eibar que reside en Elgoibar (Guipúzcoa), un joven ecuatoriano residente en Sant Boi de Llobregat (Barcelona) y otro gaditano que reside en Valencia.

La polémica en torno al caso comenzó a raíz de que el niño, de 8 años y enfermo de cáncer, hiciese el paseíllo y saliese a hombros de la plaza de toros de Valencia cuando se celebró un festival benéfico en favor de la Fundación Oncohematología Infantil, en octubre de 2016.

Uno de los tuiteros, el residente en Valencia, publicó el siguiente mensaje: «Qué gasto más innecesario se está haciendo con la recuperación de Adrián, el niño este que tiene cáncer y que quiere ser torero y cortar orejas. No lo digo por su vida, que me importa dos cojones, sino porque probablemente esté siendo tratado en la sanidad pública, con mi dinero»

La encausada publicó: «No voy a ser políticamente correcta. Que se muera, que se muera ya. Un niño enfermo que quiere curarse para matar a herbívoros inocentes y sanos que también quieren vivir. Anda ya. Adrián vas a morir».

El tercero, residente en Sant Boi, expuso: «Patético es que defendáis a un niño que prefiere matar a un animal, ojalá el Adrián mate a vuestra madre y se muera».

 

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Roberto Marbán Bermejo

Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid y actualmente cursa el grado de Ciencias Políticas por la UNED, fichó en 2010 por Periodista Digital.

Lo más leído