Sólo Ferrer resiste en Miami

David Ferrer es el único superviviente español en los octavos de final del Masters de Miami tras remontar un set y 4-1 en contra al francés Sébastien Grosjean (4-6, 7-5 y 6-4), mientras que Fernando Verdasco cayó eliminado ante Andy Roddick .

Ferrer se medirá en el siguiente cruce al belga Olivier Rochus, que sorprendió al argentino Guillermo Coria (6-4, 6-3).

El jugador alicantino fue semifinalista (perdió con Nadal) hace un año en Miami, el torneo más importante después de los cuatro de Grand Slam. Grosjean, 20 del mundo, luchó cada pelota, como es costumbre en él, pero Ferrer supo quebrar al francés en los momentos decisivos del segundo parcial para luego tomar el control del partido.

«No lo vi perdido, pero sí bastante complicado», dijo a Dpa el español, que estuvo a dos juegos de perder el partido antes de iniciar la remontada. Una hora antes, el estadounidense Andy Roddick eliminaba a Verdasco por 6-3 y 6-4. Roddick, número cuatro del mundo, dominó en todo momento el choque de 68 minutos ante el español, 32 de la clasificación mundial.

«Casi no fallé ninguna pelota», admitió Roddick, que convirtió nueve aces y ganó el 82% de los puntos que jugó con su primer servicio. Roddick fue una máquina perfecta con el saque, y en esas condiciones fue poco lo que Verdasco pudo hacer ante un estadio central extasiado con el rendimiento del tenista local. El español estaba desilusionado con su actuación. «La clave no ha sido su servicio. Yo resté bastante bien, pero con la pelota en juego, que en teoría es mi fuerte, fallaba yo. Y si no aprovecho cuando le resto, está claro que pierdo», dijo a Dpa Verdasco.

Roddick es un obstáculo frecuente para Verdasco en los últimos tiempos. Hace dos semanas lo eliminó en la tercera ronda de Indian Wells con idéntico marcador. «Tenía muchas ganas de ganar este partido, porque el año pasado yo le gané aquí», dijo el madrileño, recordando su victoria en segunda ronda en 2005. «Por querer amarrar demasiado los golpes, fallé».

El próximo rival de Roddick será el sorprendente alemán Simon Greul, de 24 años y 130 del mundo, surgido de la clasificación y sorprendente ganador ante inglés Tim Henman (0-6, 6-1 y 7-5), que parecía recuperado para la elite del juego tras derrotar a Safin y Hewitt en rondas anteriores. Roddick admitió no conocer a su rival de octavos -«a decir verdad, ni idea, vi un poco del partido de Tim»- y aseguró que disfruta jugando en Miami: «Viví en el sur de la Florida por diez años, claro que me gusta jugar aquí».

El argentino Agustín Calleri también frenó en seco a Carlos Moyà. El mallorquín, que venía de dar la campanada al eliminar a Nadal, sólo pudo aguantar una hora y veinticinco minutos el juego. Moyà no pudo mantener la misma efectividad en su juego.

Federer, sin despeinarse
El suizo Roger Federer y la rusa Maria Sharapova siguen firmes por el camino del éxito en Miami, donde la combinación de frío y viento fue la mayor sorpresa. Federer necesitó poco más de una hora para batir por 6-1 y 6-3 al alemán Tommy Haas, en tanto que en el cuadro femenino Sharapova sufrió bastante más para derrotar a su compatriota Maria Kirilenko (3-6, 6-4 y 6-1). «Intenté mantenerme en el partido, no estaba jugando mi mejor tenis al inicio», admitió la siberiana, que ganó hace nueve días el torneo de Indian Wells.

Número cuatro del ránking mundial, Sharapova tuvo serias dificultades durante buena parte del encuentro con Kirilenko, 22 del mundo. Incluso en el 5-1 del set final necesitó varios intentos hasta ganar el partido, no sin antes ver cómo su rival solicitaba el ‘hawk eye’ (ojo de halcón) en el punto previo al ‘match point’, aunque sin éxito. Con este partido, Sharapova acumula tres victorias en tres días. «Sí, es una locura, aunque no podemos quejarnos, es nuestro deporte. Espero tener mañana libre», dijo la rusa a la televisión estadounidense.

Federer, también campeón en Indian Wells hace ocho días, fue perfecto ante Haas, del que se esperaba más. «Fue un gran partido», dijo un sonriente Federer, ovacionado por el público en la cancha central. Su rival por un lugar en cuartos de final será el ruso Dimitri Tursunov, vencedor de su compatriota Igor Andreev por 6-3, 1-6 y 6-4.

Pese al sol que brilló en Miami, el frío que se sintió especialmente a partir del atardecer motivó quejas de algunos jugadores, entre ellos el argentino Guillermo Coria, eliminado del torneo. «Hoy no estuve coordinado, había frío, viento, fue un partido muy feo», dijo el argentino tras caer por 6-4 y 6-3 ante el belga Olivier Rochus, próximo rival de Ferrer.

Por la noche, y sin que el frío ni el viento se lo impidieran, el argentino Juan Chela avanzó a octavos al derrotar al belga Kristof Vliegen por 6-3 y 7-6 (7-3). Chela jugará por el pase a cuartos ante el estadounidense James Blake, uno de los jugadores más en forma del momento. David Nalbandian se medirá con el checo Radek Stepanek y Agustín Calleri con el alemán Nicolas Kiefer.

Mientras, las estadísticas demostraban que el nuevo sistema del ‘ojo de halcón’ da la razón a los jugadores una de cada tres veces. Por primera vez, el invento se utilizó para decidir el último punto de un partido, el que la rusa Svetlana Kuznetsova ganó a la suiza Martina Hingis por un intenso 3-6, 6-1 y 7-6 (9), lo que supuso la segunda eliminación más prematura de la jugadora helvética desde su regreso a la competición.

Hingis, que el desempate del tercer set llegó a contar con una bola de partido, solicitó la utilización del vídeo para resolver el último punto del encuentro. El línea había cantado fuera un paralelo y la tecnología le dio la razón.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído