Impresionante remontada de Australia sobre Japón

(Agencias).- Dos goles de Tim Cahill y otro de John Aloisi en los últimos cinco minutos del más emotivo partido ofrecido hasta hoy en el Mundial de Alemania permitieron a Australia remontar lo que parecía un desastroso debut y ponerse al frente del Grupo F, que tiene a Brasil como súper favorito.

Cahill, a los 85 y 90 minutos, y Aloisi, a los 91, tradujeron lo mejor del fuerte espíritu de este equipo y dejaron entrever la mano del brujo Guus Hiddink, el holandés que tiene la receta para transformar en oro los equipos que toca.

Cahill, media punta del Everton inglés, se convirtió hoy en el primer australiano que marca en mundiales.

La fórmula del triunfo la encontró Hiddink en el banco, después de comprobar que su talismán Mark Viduka hoy tenía cerrada la portería por culpa del guardameta Yoshikatsu Kawaguchi.

Australia encontró el premio merecido a su inquebrantable vocación ofensiva, pese a que su comienzo avasallador fue neutralizado con un gol a los 26 minutos de Shunsuke Nakamura, en una jugada que los australianos reclamaron falta sobre Mark Schwarzer.

Japón se atrincheró y se la jugó al contragolpe mientras en el fondo Kawaguchi crecía como figura del encuentro disputado en el estadio Fritz Walter Stadion, de Kaiserslautern.

Kawaguchi, con cinco espectaculares atajadas, ahogó los gritos de gol que preparaban Viduka, Marco Bresciano y el mismo Aloisi.

El resultado echó por la borda lo que parecía un debut promisorio del brasileño Zico como técnico en mundiales

Acosados por la necesidad de un triunfo para deslindar su suerte de los intereses de Brasil en el Grupo F, Socceroos y nipones plantearon hoy un juego de mucha correría y poca precisión que llevó emociones a las tribunas pero confirmó las limitaciones técnicas de ambas selecciones.

Temprano los de Hiddink patentaron el juego aéreo como su arma de juego, y los de Zico apostaron por los toques cortos a ras de piso para llegar a los pagos de Schwarzer.

La corpulencia y altura de los australianos obligaron a Miyamoto, Nakazawa y Tsuboi a doblar esfuerzos para evitar las atropelladas en plena área del capitán Viduka y Harry Kenwell.

Misión que parecía imposible pues temprano, una descolgada de Viduka desde la izquierda terminó con dos fulminantes remates, con pierna izquierda y luego con la derecha, que Kawaguchi contuvo en forma excepcional.

Japón arrancó con tres jugadores en el fondo y cuatro en la mitad en tanto que Australia buscó copar el centro de la cancha con cinco y abrir sus alas para lanzar balones cruzados a Viduka y Kewell.

Los asiáticos encontraron su salida por la izquierda, a través del brasileño nacionalizado japonés Alessandro Santos, pero él bloque australiano se recogía con la precisión de un reloj, lo que obligó a Fukunishi y Nakamura a ensayar remates a distancia.

Regalos inocentes como el de Nakamura a un defensa en la ejecución de un libre directo añadían preocupación al banco de Japón al tiempo que Viduka seguía sembrando peligro a cada aparición, como una a los 23 minutos en la que sirve de tacón el esférico a Marco Bresciano para su remate seco, que milagrosamente interceptó Kawaguchi.

Hasta entonces, las tres intervenciones providenciales del guardameta que conjuraban lo que podía ser una contundente derrota.

El panorama cambió a los 26 minutos cuando Nakamura levantó el balón al centro del área y Mark Schwarzer, tropieza en su salida con dos adversarios dejando en evidencia una obstrucción que el árbitro egipcio Essam Abd El Fatah ignoró.

El balón pasó franco rumbo al fondo de la red y Australia sufrió así el castigo que el fútbol reserva a los equipos que desperdician sus oportunidades.

En el segundo tiempo ambos equipos abrieron sus líneas, pero la sorpresa la sacó Hiddink al enviar a la cancha a Cahill, a los 52 minutos, y a Aloisi, a los 75.

El centrocampista y el delantero dieron más manejo y velocidad, sustituyendo así la posibilidad repetitiva del centro aéreo, contra el que los japoneses ya parecían vacunados.

La primera jornada del Grupo F la completarán mañana en Berlín brasileños y croatas.

Alineaciones:

3.- Australia: Mark Schwarzer; Craig Moore (Joshua Kennedy, m.63), Lucas Neill, Scott Chipperfield; Brett Emerton, Vince Grella, Jason Culina, Marco Bresciano (Tim Cahill, m.52), Luke Wilkshire (John Aloisi m.75); Harry Kewell y Marc Viduka. Director técnico: Guss Hiddink.

1.- Japón: Yoshikatsu Kawaguchi; Tsuneyasu Miyamoto, Yuji Nakazawa (Masashi Oguro), Keisuke Tsuboi (Teruyuki Moniwa, m.56); Yuichi Komano, Takashi Fukunishi, Hidetoshi Nakata, Shunsuke Nakamura, Alex Santos; Naohiro Takahara y Atsushi Yanagisawa (Shinji Ono, m.78). Director técnico: Arthur Antunes Coimbra «Zico».

Goles: 0-1, m.26: Nakamura. 1-1, m.85: Cahill. 2-1, m.90: Cahill. 3-1, m.90 (+1): Aloisi.

Arbitro: El egipcio Essam Abd El Fatah amonestó a Miyamoto, Grella, Takahara, Aloisi.

Incidencias: Duodécimo partido del Mundial de Alemania disputado ante unas 46.000 personas en el campo Fritz Walter Stadion, de Kaiserslautern

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído