Brasil parte desde la `pole´

(PD / EFE).- Brasil comienza este martes en Berlín, en un cabalístico martes 13, la andadura en pos del sexto título mundial con un partido ante Croacia, rival que para Carlos Alberto Parreira y sus pupilos podría ser el principal escollo en la primera fase. Parreira, cuyo gran mérito es haber acabado un ayuno brasileño de 24 años sin títulos con la conquista del torneo de 1994, volvió al cargo hace tres años y medio en sustitución de Luiz Felipe Scolari.

A diferencia del equipo táctico y poco vistoso que consagró en el Mundial de Estados Unidos, Parreira llega al de Alemania con un elenco lleno de astros que infunden respeto y admiración, encabezado por el mejor futbolista de los últimos dos años, Ronaldinho Gaúcho.

En contraposición, la abundancia de especialistas en ataque deja como gran interrogante si en su nueva fase de trabajo encontró la fórmula para del equilibrio en defensa. Roberto Carlos advirtió en los últimos días sobre el peligro de sufrir con jugadas de contragolpe, aéreas y con balón detenido.

El capitán Cafú, que con 146 partidos es el que más ha jugado en la selección, anticipó un choque duro, por el hermetismo de los rivales en defensa y el veneno que imprimen cuando parten al frente.

Sexto título mundial

En suma, un «partido muy especial» se jugarán los brasileños por la expectación mundial para saber si el país favorito, el único que ha estado presente en las dieciocho ediciones del Mundial, está en condiciones de responder a las apuestas. Ganar en 2006 significará para Brasil doblar en títulos a sus inmediatos rivales: Alemania e Italia, que tienen tres. Y repetir una hazaña en tierras europeas que solo se vio en el de Suecia 1958.

En la víspera el conjunto brasileño vivió una dura jornada, primero por la noticia publicada por el diario italiano La Reppublica, según la cual, la fiscalía de Roma pedirá el ingreso en prisión de su capitán, Cafú, por falsificar documentos para lograr la nacionalidad italiana que deja al lateral del Milan a la espera de saber su situación, y luego, por la sorprendente victoria de Australia sobre Japón. En los cálculos de los brasileños, la selección que dirige el holandés Guus Hiddink era la más débil del grupo.

Afiliada a la FIFA en 1992, un año después de su separación de Serbia y Montenegro, Croacia llega a su tercer mundial con la esperanza de igualar al menos el tercer puesto que la generación encabezada por Davor Suker alcanzó en Francia’98.

Francia-Suiza

Comenzar bien el Mundial y convertirse en favoritos del grupo G para el primer puesto es el objetivo primordial de Francia(campeón en el 98) y Suiza(vuelve a un Mundial doce años después), dos viejos conocidos que este martes volverán a verse las caras. Los dos seleccionadores han destacado la importancia que tiene ganar el primer partido para comenzar bien la competición y, sobre todo, para incrementar la confianza.

Para ello, franceses y helvéticos tienen que hacerlo mejor que en los dos duelos que les enfrentaron en la pasada fase de clasificación para el Mundial de Alemania, que se saldaron con dos empates y que no depararon un claro dominador.

Antes, Corea del Sur y Togo abren el grupo. Los asiáticos pretenden renovar en Alemania el sueño de hace cuatro años en su tierra, para lo cual debutará frente a un revolucionado Togo sacudido por la dimisión de su seleccionador y por un longevo problema de primas. Las dos selecciones teóricamente más modestas del grupo pugnan por una victoria que les permita aguardar el fracaso de una de las favoritas, Francia o Suiza.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído