Argentina, favorita ante México

(Agencias).- Argentina, con la recuperación de cuatro pilares en su alineación como Heinze, Sorín, Saviola y Crespo, es favorita ante México, un equipo que no ha mostrado todavía todo su potencial, en el partido de los octavos de final del Mundial 2006 que se disputará en Leipzig.

Pero la historia de la más importante competición futbolística del planeta indica que cuando llega el «todo o nada«, muchas veces los antecedentes inmediatos no se corresponden con el «aquí y ahora», lo que potencia la atracción de un partido para alquilar balcones.

Argentina resolvió con comodidad su situación en la primera fase y se clasificó anticipadamente con dos victorias incontestables ante Costa de Marfil y Serbia y Montenegro, ésta última con la exhibición más impactante de capacidad y efectividad del torneo hasta ahora.

Una vez clasificada, la selección abiceleste reservó jugadores, reguló su ritmo de juego y sin esforzarse logró un empate ante Holanda que le permitió ganar el grupo C.

Con la recuperación de jugadores base como el defensa Heinze y los puntas Saviola y Crespo, que estaban amonestados y se les cuidó para que pudieran jugar los octavos, y del lateral Sorín, baja ante los holandeses por una fatiga muscular, Argentina estaría en condiciones de acercarse o igualar su mejor versión.

El seleccionador José Pekerman no tiene en cuenta los altibajos de México en la primera fase, ha ponderado su carácter individual y colectivo y no ocultó su impresión de que será un partido duro y de alto riesgo para su equipo.

Los mexicanos han llegado al umbral de su objetivo de jugar al menos cinco partidos en el Mundial, pero el destino les ha puesto frente a un rival al que hubiese querido evitar, pese a que le vencieron en la Copa América de 2004 y empataron en la Copa de las Confederaciones de 2005.

Las posibilidades de México dependen de que pueda superar la irregularidad de la primera ronda, de que sus delanteros acierten un poco más en las situaciones favorables y de que Jared Borgetti esté recuperado de su lesión en el muslo izquierdo.

El portero Sánchez es una garantía, «Rafa» Marquez el líder de una defensa que será infranqueable si se pone a su altura, Pardo y Torrado unos valiosos recuperadores, Zinha un peligro latente para cualquier rival, Franco y Bravo dos puntas que buscan acertar de una buena vez y Borgetti una preocupación tras la lesión que sufrió ante Irán.

Bravo tuvo su mejor nivel en los últimos minutos ante los iraníes, cuando marcó dos goles, pero falló un penalti ante Portugal que pudo cambiar la historia de ese encuentro, en tanto que el argentino Franco no ha encontrado la libertad para hacer el remate efectivo, ese que lo ha distinguido en México y que le abrió las puertas en el Villarreal español.

Borrar el pasado reciente en el «aquí y ahora» de Leipzig, impedir que los albicelestes se hagan del balón y controlen el partido desde la creatividad de Riquelme, es el objetivo de los mexicanos.

Argentina pretende mantener el equilibrio que sólo estuvo en duda en los minutos finales ante Costa de Marfil, que se plasmó en la goleada frente a los serbios y que le ha dado solidez ante Holanda cuando varios de sus puntales se quedaron en el banquillo.

El defensa Burdisso será baja por una lesión en la rodilla derecha y lo sustituirá Coloccini, y todo indica que, como de costumbre, tendrá artillería pesada en el banquillo, con Tévez y Messi preparados para cuando haga falta entrar en acción.

-Alineaciones probables:

Argentina: Abbondanzieri; Coloccini, Ayala, Heinze, Sorín; Maxi Rodríguez, Mascherano, Cambiasso; Riquelme; Saviola y Crespo.

México: Sánchez, Márquez, Osorio, Salcido, Castro, Pineda, Pardo, Torrado, Morales, Franco o Borgeti y Bravo.

Árbitro: Massimo Busacca (SUI)

Estadio: Zentralstadion, de Leipzig. Hora: 21.00 local.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído