Europa amplía su ventaja de la mano de Sergio García y Olazabal

Europa amplió su ventaja (7,5-4,5) sobre Estados Unidos después de la sesión matinal de la segunda jornada de la Ryder Cup de golf, que se disputa en el K Club de Dublín, bajo la modalidad de ‘fourball’ (cuatro bolas, puntúa la mejor).

Los españoles Sergio García y José María Olazábal lograron su segunda victoria consecutiva en esta Ryder y de forma igualmente cómoda. Los españoles derrotaron por 3 y 2 (tres hoyos de ventaja y dos por jugarse) a una de las parejas señeras del equipo estadounidense, compuesta por Phil Mickelson y Chris DiMarco.

Con este segundo punto, Olazábal iguala el mejor registro de la historia de un europeo en esta modalidad «fourball», con 10,5 puntos, que ostentaba en solitario el galés Ian Woosnam, precisamente el capitán para la presente edición. El golfista vasco supera en esta modalidad los registros de Seve Ballesteros, que en todas sus participaciones ganó 9 puntos para Europa.

García, por su parte, elevó a 13 victorias, 2 empates y 3 derrotas su palmarés en la Ryder, el mejor porcentaje de la historia computadas al menos tres ediciones. El castellonense, el más joven de la historia en debutar en una Ryder (en 1999, con 19 años, 8 meses y 15 días), permanece invicto en la presente edición al sumar su tercera victoria consecutiva después de tres sesiones.

Clarke y Westwood pudieron con Woods y Furyk

Tras el irresistible juego de los españoles, a continuación fueron el norirlandés Darren Clarke y el inglés Lee Westwood, los dos invitados por el capitán Ian Woosnam, los que repitieron también el éxito de la primera jornada, para desbancar a Tiger Woods y Jim Furyk, por 3 y 2.

Una sensación de desaliento se cernió sobre el capitán estadounidense, Tom Lehman, puesto que sus dos parejas capitales ya mencionadas nuevamente fueron zarandeadas sin piedad por los europeos.

Contrariamente a los planes de Lehman, fueron dos de los cuatro debutantes norteamericanos los que sujetaron el marcador antes de los partidos vespertinos. J.J. Henry, una incesante máquina de fabricar ‘birdies’, completó un partido formidable junto a Stewart Cink, aunque en el hoyo 18 el inglés Paul Casey embocó un ‘putt’ que certificó un empate agónico y el consiguiente reparto del punto.

Otro de los novatos, Zach Johnson, sostuvo al equipo visitante y fue pieza clave para el único triunfo de la mañana estadounidense frente a Stenson y Harrington, por 2 y 1

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído