El Barcelona no tiene piedad del Athletic y vence en San Mamés

El Barcelona ganó 1- 3 al Athletic en el partido adelantado de la quinta jornada de Liga. Los de Rijkaard, después de dos empates seguidos, vuelven a ganar gracias a los tantos de Ustaritz en propia meta, Gudjohnsen y Saviola. Y eso que los vascos se adelantaron en el marcador con un golazo de Yeste, pero la expulsión de Casas acabó con todas las opciones de los de Sarriugarte. Fernández Borbalán, injustamente, dejó a los locales con uno menos y un no muy buen Barça le dio la vuelta al partido sin mucho esfuerzo.

Cuenta Delfín Melero en Marca que el necesitado Athletic salió a por todas desde el comienzo. Los rojiblancos se lanzaron a por un Barcelona que no llegaba a ‘La Catedral’ con la misma confianza de siempre. Los ‘leones’, presionando la salida del balón culé y montando rápidas contras, hacían daño a un defensa barcelonista que no atraviesa por su mejor momento. Y Yeste, como manda la tradición, se la lió a los catalanes.

El ’10’ enganchó una tremenda volea en la frontal del área tras un centro de Llorente desde la banda izquierda y batió a Valdés. Como suele ocurrir en los Athletic-Barça el rubio de Bilbao dio la nota y puso al Barcelona con el miedo en el cuerpo. Más tarde, el portero culé reflejaba el nerviosismo azulgrana y, en un grave error, concedió una ocasión a Garmendia que el canterano desaprovechó.

Roja decisiva
El Barca, tocado, no lo pasaba bien. Los culés no daban ni dos pases seguidos y no eran capaces de poner en aprietos a un Lafuente que vivía la mar de tranquilo. Pero, Fernández Borbalán se empeñó en acabar con esa situación. El árbitro andaluz, injustamente, mandó a los vestuarios a Casas tras trabar a Gudjohnsen cuando el islandés iba lanzado hacia la portería contraria. Ahí, se acabaron las opciones del Athletic de dar una importante bofetada al actual campéon del torneo doméstico. Ya llovía menos en ‘Can Barça’.

Sarriugarte tuvo que tomar cartas en el asunto y tiró de Expósito (sustituyó a un buen Llorente) para cubrir el vacío que dejó Casas en el lateral izquierdo. San Mamés, contrariado por la decisión arbitral, se echó encima de Fernández Borbalán tras la puñalada que recibieron los suyos.

El Barcelona, con más pena que gloria, comenzó a hacerse dueño del partido y las ocasiones empezaron a llegar. Pero, el ‘rodillo’ que tan buenas sensaciones ha dejado no era tal. Los Deco, Xavi, Ronaldinho y compañía, no estaban nada sueltos y andaban en busca del empate.

Olvidándose de Etoo

Rijkaard, valiente como pocos, metió a Giuly en el campo en busca de un gol que llegaría en el peor momento posible para los locales. Una falta botada en el 45′ acabó con el cuero en las redes tras tocar en Ustaritz y salvó al Barça de irse a los vestuarios con desventaja.

Como era de preveer, la segunda parte no tuvo mucha historia. Márquez avisó en el primer minuto tras la reanudación con un trallazo al palo y Gudjohnsen, en el 60′, rompió el sueño rojiblanco. Xavi se inventó un pase de vértigo en la línea de tres cuartos y plantó solo al islandés delante de Lafuente. ‘Gudi’ no dio lugar a la duda y no perdonó.

Ya con el partido visto para sentencia, Saviola finalizó una gran jugada del equipo y colocó el tercero en el luminoso. El ‘Pibito’ y el ‘Vikingo’ se encargaron de hacer olvidar los tantos de Etoo. El Barça volvió a ganar en Liga fuera de su estadio y, otra vez, su rival se quedó con uno menos, como pasó en Vigo y en Santander. Casualidades…

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído