La magia del Palau lleva al Barça a los cuartos de final

El F.C. Barcelona CIFEC logró su clasificación para los cuartos de final de la Liga de Campeones al superar con total autoridad al Montpellier por 29-23 después de un encuentro en el que la llamada «magia» del Palau y la defensa barcelonista no dio ninguna oportunidad a su rival, que sólo inquietó algo en los minutos finales.

Los hombres de Xesco Espar, arropados por la increíble afición barcelonista que casi llenó el Palau Blaugrana como en las grandes ocasiones, salió dispuesto a remontar los tres goles en contra del partido de ida (28-25). Lo logró en apenas diez minutos con un gran tanto de Jerome Fernández (5-1) y desde entonces siempre tuvo la eliminatoria decantada a su favor. Además, Losert culminó su gran actuación parando por dos veces, con el crono casi a cero, un penalti al ex barcelonista Mladen Bojinovic.

Aunque el entrenador visitante Patrice Canayer planteó su defensa en un cuatro-dos alternando con un cinco-uno, con Geoffroy Krantz o Gregory Anquetil como avanzados en la primera mitad y Michael Guigou en la segunda, nunca pudo parar a la primera línea del equipo catalán.

Iker Romero
fue el más efectivo de su equipo con 11 goles, siete en la primera mitad (5 de penalti) y con el último de ellos los azulgrana ya doblaban a su rival en el marcador (14-7, m.25). Tras el 15-9 al descanso el Barcelona siguió rompiendo una y otra vez la defensa francesa y únicamente la actuación del joven meta de 19 años, Vicent Gerard, evitó el colapso total de su equipo. Aún así Iker Romero daba la máxima ventaja para los locales (19-10 m.38) y el Montpellier reaccionó algo (19-12, m.39) con el primer gol de Michael Guigou (que en la ida marco 10 tantos).

Los de Espar apretaron el acelerador en ataque y tanto Juanín García como Dragan Skrbic no podían ser parados por la cobertura gala (25-18, m.52) aunque el esfuerzo empezó a pasar factura y las acciones del tunecino Wissem Hmam recortaban distancias (26-21, m.55).

El Barcelona falló en su ataque y Losert paraba un balón envenenado de Guigou que cortaba en principio la reacción visitante, aunque Hmam ponía el corazón de los aficionados del Palau en un puño (27-23, m.58). La defensa local reaccionó y dos acciones de Juanin e Iker Romero sentenciaban la eliminatoria (29-23) a menos de medio minuto para el final del partido.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído