La magia de Ronaldinho hace más líder al Barça

(PD).- Genio al rescate. Ronaldinho convirtió, de nuevo, al F.C.Barcelona en más líder. Con maestría y buen hacer, el brasileño hundió a la Real Sociedad en un pozo sin fondo. Le echó arena a la mayor crisis de la historia del conjunto vasco y, sin escrúpulos, les desterró a vagar en la cola de la tabla clasificatoria.

El delantero de la ‘canarinha’, que volvió a poner una sonrisa en el rostro del barcelonismo, confirmó que se encuentra en un momento dulce, está en racha, no lo puede evitar. Y, como tal, intenta aprovechar todas las oportunidades que le llegan. Sin duda, con su gol adelantó al Barça ante una mermada Real Sociedad, un equipo tradicionalmente asequible en el Camp Nou, donde no puntuaba desde la temporada 94-95, que le hizo frente pero, en ese esfuerzo, no pudieron evitar la arrancada de Ronaldinho a merced del increíble remate con el pie izquierdo, tras un pase de Giuly, que sigue aportando las asistencias. Sin sus pases otro gallo cantaría.

Los ‘realistas’ consiguieron en los primeros minutos evitar la salida impetuosa del campeón pero cayeron en sus redes a las primeras de cambio. Trataron de echar toda la carne en el asador. El guión se cumplió tal y como se esperaba, aunque con algunas dificultades para el Barça, sobretodo, en el último minuto del partido en el que los ‘realistas’ a punto estuvieron de aguarle la fiesta a los de Rijkaard.

Goles:
F.C.Barcelona:
(1-0): Ronaldinho, min. 60.

F.C.Barcelona:
Víctor Valdés, Belletti, Thuram, Puyol, Sylvinho, Edmilson, Xavi, Deco, Giuly, Ronaldinho, Gudjohnsen

Suplentes: Jorquera (ps), Zambrotta, Ezquerro, Motta, Iniesta, Gio, Oleguer.

Real Sociedad: Bravo, Gerardo, Juanito, Mikel González, López Rekarte, Aramburu, Diego Rivas, Prieto, Jesuli, Gari Uranga, Kovacevic.

Suplentes: Riesgo (ps), Ansotegi, Novo, Garitazo, Garrido, Labaka, Agirretxe.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído