Economía alerta del posible monopolio del fútbol

(Europapress).- Atención, atención. El Servicio de Defensa de la Competencia (SDC), dependiente del Ministerio de Economía, ha decidido remitir al Tribunal de Defensa de la Competencia la solicitud presentada por Sogecable por la que solicitaba la toma de control exclusivo de la sociedad Audiovisual Sport, gestora de los derechos de la Liga y Copa del Rey de Fútbol.

Considera que, de aprobarse, supondría que Sogecable «asumiría la condición de monopolista» de Audiovisual Sport en la reventa de los derechos futbolísticos para su explotación en televisión de pago y sistema de pago por visión. El organismo propone además no levantar la petición de Sogecable, filial del Grupo Prisa, tal y como la compañía había solicitado. El SDC remite al Tribunal, máximo regulador de la competencia en España, un informe en el que percibe que el resultado de la petición de Sogecable entrañaría «la adquisición en exclusiva del negocio de explotación de los torneos» y, por lo tanto, un «refuerzo de su posición en el mercado de reventa de derechos, con un impacto relevante en la situación de competencia».

Asimismo, el SDC se plantea la posibilidad de una gestión conjunta con Mediapro, propietaria de La Sexta, de la compañía, después de la adquisición por parte de la productora de los derechos de clubes de fútbol como el Barcelona, Valencia, Real Madrid o Sevilla, éstos últimos, después de los acuerdos para la reconstitución de la sociedad.

En julio de 2006, Televisión de Cataluña vendió su participación en Audiovisual Sport, del 20% del capital, a la productora Mediapro. Asimismo, Sogecable le cedió otro 5% adicional.

Con esta operación, la filial de Prisa redujo su participación en la firma del 80 por ciento al 75%, pero acordó una serie de modificaciones en el gobierno de la sociedad que le permiten adoptar decisiones estratégicas. La sociedad fue creada para la explotación de las retransmisiones de fútbol en España, dado que para la emisión de un partido es necesario que un mismo operador tenga los derechos de los clubes que se enfrentan, derechos que negocia cada club individualmente con las empresas interesadas. El pasado mes de octubre, Mediapro cerró sendos acuerdos con el Sevilla F.C., y en noviembre con el Real Madrid, por 1.100 millones de euros durante siete temporadas.

La duración de los contratos es otro de los aspectos que cuestiona el SDC, que cita un informe de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) que considera vulnerada la tercera condición de los acuerdos del Consejo de Ministros de 2002 por los que se autorizaba la fusión de Vía Digital y Canal Satélite Digital, al superar algunos contratos de cesión de derechos, caso del club madridista, los cinco años de duración.

El acuerdo de julio entre Sogecable y Mediapro para el reparto accionarial en Audiovisual Sport fue objeto de ocho recursos presentados ante el Tribunal Supremo por distintos competidores, si bien el Alto Tribunal desestimó todas las demandas presentadas. En virtud de este acuerdo, Mediapro cedió a La Sexta –de la que es accionista– la retransmisión del partido de Liga de los sábados, y Sogecable explota un encuentro los domingos en televisión de pago (Canal +) y en formato de ‘pago por visión’, mediante la plataforma Digital +. También ofrecen los encuentros de «taquilla» la televisión sobre ADSL de Telefónica (Imagenio) y diversos operadores de cable (ONO y otros).

Es en el mercado de pago en el que el SDC aprecia los mayores obstáculos a la competencia, ya que, según estima, «ningún operador posee posición dominante en el mercado en abierto». En cambio, en el mercado de abonados y en el de «pinchazos» de pago por visión, la posición de Sogecable ronda el 80-90% del mercado español, según el SDC. Para este mercado, el Servicio considera que la adquisición de contenidos en exclusiva «proporciona una ventaja competitiva significativa» y alude al «papel determinante» de del fútbol en este sentido, motivo por el que se adoptaron las limitaciones a la ‘fusión digital’.

A consecuencia de la operación, según el regulador, Sogecable «asumiría la condición de monopolista» en la reventa de los derechos futbolísticos para su explotación en pago y PPV. Por ello, concluye el Servicio, se «estima preciso un análisis en profundidad de la operación», para «valorarse sus efectos en el marco del control de concentraciones, y para descartar que, como consecuencia de la misma, se pueda obstaculizar el mantenimiento de la competencia efectiva en los mercados considerados, en particular, en el de televisión de pago y PPV».

Por último, señala que esta conclusión es «consistente» con la de la CMT, que, en su informe sobre la operación notificada, señala que «la operación de concentración notificada entre Sogecable y AVS supone un refuerzo de su posición en el mercado de reventa de derechos de retransmisión con un impacto relevante en la situación de competencia en el mercado de la televisión de pago».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído