Unicaja sigue empeñado en complicarse la vida y cae ante el Olimpia

(EFE).- Unicaja sufrió la temporada pasada para meterse entre los dieciséis mejores equipos del continente en la segunda fase de la Euroliga y en ésta, a tres jornadas para el final de la primera ronda europea, encajó una fea derrota ante el Olimpia Liubliana esloveno que vuelve a complicarle el futuro y las posibilidades de entrar al ‘Top’ 16.

Marko Milic, ex jugador del Real Madrid cuando el italiano Sergio Scariolo ocupaba el banquillo blanco, se encargó de complicar la tarde al cuadro malagueño. Anotó los cinco primeros puntos locales, impulsó con ellos un parcial de 9-0 y abrió un escenario realmente complicado para el campeón ACB.

Unicaja apareció en Liubliana sumido en la duda. Cedió la iniciativa de salida y empezó una rotación apresurada para intentar taponar las vías de agua que le perforaban. Pese a tratarse de un partido de pocos puntos (18-11 m.10), los errores en el lanzamiento, el exceso de ganas en muchos casos y las dudas terminaron de hacer presa en el cuadro español durante el segundo cuarto.

Una laguna anotadora de casi cuatro minutos en el arranque del tramo elevó la ventaja eslovena a once puntos (22-11), pero el Unicaja salió adelante. Aunque sin brillo y con dificultades apretó el tanteador (27-22).

Sin embargo, una final aciago que cedió dos contragolpes tras pérdida y un triple, todo ello a cargo de Ivica Jurkovic, interrumpieron el choque con la mayor desventaja visitante de toda la primera parte (37-22).

El tercer corte iba a ser, por tanto, clave. El Unicaja necesitaba situarse en pie de igualdad cuanto antes. Lo intentó y no tuvo éxito. No le entraban ni los tiros abiertos, así que, atascado en una producción ofensiva muy corta y perforado en el momento adecuado por el finlandés Temmu Rannikko desde los 6,25 metros por dos veces, entró en barrena (45-27 m.25).

La diferencia superó la veintena de puntos de la mano de Milic a continuación (49-28 m.26; 60-35 m.29). Unicaja eligió una mala tarde para fallar en Liubliana. Ahora, la tarea de ser el mejor sexto, que es el camino más fácil que le queda para superar la primera fase, le va a costar mucho más trabajo.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído