El adiós de Ronaldo

El adiós de Ronaldo

(PD).- Lo que quizá busque Ronaldo es un equipo en el que, para poder jugar, tenga que entrenar lo mínimamente necesario. Vamos, lo que le gusta. Quiere un club que complazca sus deseos y no le exijan demasiado, que él es una ‘estrella’ y, como tal, deben consentir sus caprichos. Ha recibido siempre lo que ha querido y eso nadie lo va a poder cambiar ahora. Tras la marcha de Luis Figo al Inter, tras Zinedine Zidane, retirado el año pasado, y tras David Beckham, contratado por Los Angeles Galaxy, el brasileño era el último individuo que quedaba de esta era de ‘Zidanes y Pavones’. ¿Se acabó la Galaxia?

Nadie discute que es un gran jugador. O era. Ronaldo quizá ‘era’ un gran jugador, ya no lo es y está rentabilizando su pasado, su leyenda, sus goles antológicos. Pero lejos queda aquel ‘crack’ que atemorizaba a los defensas. Ahora le ven demasiado lento e impreciso. Previsible y acomodado. Si hay que ser exigente, ha perdido fuelle, elasticidad, garra, empuje, fuerza. Y, si encima, no disfruta de minutos, se ha convertido en una causa perdida. Su grave problema es que no conoce el término profesionalidad. Al igual que Cassano. Otro que se ha convertido en un mísero mercenario. Un futbolista no debe permitirse tal lujo. Es incomprensible que esté arruinando su carrera –o lo que queda de ella-. Vive de rentas.

Acabará por morir, como una leyenda, en el Milan. No le queda fútbol en sus botas. Ha exprimido todo su potencial. Quizá Héctor Cúper tuviera razón en algo: ya no sirve. Por eso prescindió del brasileño. Pero ‘cargarse’ a todo un ‘galático’ se paga. Una decisión que siempre deriva en fatales consecuencias. De hecho, en aquel momento crucificaron al técnico. Su salida del club ‘neroazzurro’ se debió a enfrentamientos con el argentino.

Ironías de la vida, ahora volverá a la Milan ‘fashion’ llena de lujos. Se sentirá como en casa. Eso sí, con la camiseta ‘rossonera’. El eterno rival. Y es que jugar con el futuro de Ronaldo son palabras mayores. Es, prácticamente, intocable. Al menos, eso pensábamos todos, pero con Capello se ha podido demostrar que nadie merece tantos halagos como para que por muy Ronaldo que te llames, tengas el puesto asegurado. Ahora que está cada vez más cerca del Milan AC, tendrá que hacerse fuerte porque se ha convertido un merecedor de insultos por parte los hinchas del Inter.

Las lesiones también le han jugado una mala pasada…de aquella en el Inter no se ha recuperado definitivamente. Quizá el Ronaldo que todos conocían huyó silenciosamente. Después del 2000, no fue el mismo jugador. Pero gracias a sus goles en aquel Mundial’02 en Corea-Japón la prensa deportiva le volvió a encumbrar. Nuevamente, los periódicos, acostumbrados a aupar o empujar al pozo a los ídolos, atacaron con sus temerosas garras.

Y a Cannavaro le sucederá algo parecido. Su temporada con el Real Madrid está siendo, realmente, pésima. El italiano ha dado pinceladas de su calidad. Pero nadie le discute. ¿Por qué recibió el Balón de Oro? No por ser el mejor futbolista del mundo, sino por ser un tremendo muro de contención con Italia. En una competición internacional. Porque ahora que se ha sacado el carné de ‘cantante’, se ha convertido en un coladero. Y es que el mundial todo lo agranda y lo deforma. Es así de triste.

RONALDINHO NO ESTÁ FINO
Recordando a otro crack, Ronaldinho, también ha perdido su esencia. Las vacaciones le han sentado fatal. No apoya, no luce, no entrega, no echa el resto, no toca, aguanta demasiado la pelota para acabar perdiéndola. Sus intentos se convierten en fracaso. Y, herido en su orgullo, incluso ha sido silbado por sus aficionados. Mal vamos. El astro brasileño está lento, le falta ritmo, empuje. Peca en demasía de excesos de individualismos. Sin embargo, todos confían en que reaparecerá. Al contrario que su compatriota.

Pero es, precisamente, lo que les está sucediendo a todos los equipos. El ejemplo, el Sevilla. Comenzó arrasando. Pasó de la revolución a ser un firme candidato al título pero este 2007 no da bola alguna.

¿TRIUNFARÁ GAGO?
Y ¿qué decir de Saviola? Algunos piensan que es nada más que una racha. Que cuando consiga goles importantes como en la Liga de Campeones, creerán en el argentino. Que son jugadores del montón pero ante la falta de estrellas ocupan un lugar que les queda grande. Pero quizá no sea un espejismo y de verdad consiga triunfar con la camiseta azulgrana. Tiempo al tiempo. Los aficionados se tienen que quitar la idea de que el ‘Conejo’ es el recambio de Eto’o. Quienes tienen que demostrar mucho son Gago e Higuaín. El ex de Boca ha dado pequeñas muestras de lo que verdaderamente puede ser capaz. Es un jugador que coge bien la posición, que mueve, apoya y pide la pelota. Su problema: la edad. Muy joven para convivir con las estrellas. No podemos perder la perspectiva y dejarnos de llevar por las urgencias de ciertos equipos.

Por esta razón, ahora las miras se han puesto, de nuevo, en la figura de Cristiano Ronaldo. Ese es el gran objetivo de Mijatovic, según adelanta el diario AS. Sin embargo, la solución no se encuentra en traerse gente nueva y dejarles a su libre albedrío. Cómo van a triunfar si el propio Capello ya hizo sus descartes a mitad de temporada, desequilibrando la tesitura del equipo. Inaudito, como el hecho de que dos fichajes recién incorporados debuten, pero no es tan descabellado por la falta de jugadores de confianza.

DE 40 MILLONES A 6
Aún así, el Caso Ronaldo persiste pero todo apunta que Adriano Galliani, administrador delegado del Milán, parece haber dado marcha atrás en su decisión de no negociar con el Real Madrid el traspaso del delantero brasileño, y tiene previsto viajar el próximo lunes a la capital de España para intentar cerrar la operación. Sin embargo, la prensa italiana ya da por hecho que se ha cerrado la operación por seis millones de euros (40 le costó al Real Madrid) para el próximo año y medio. Ronaldo se marcha al Milán por seis millones, cuando costó 45 y el club italiano ofrecía 20 este verano. La precipitación y la falta de criterio ha propiciado este desenlace. Los primeros pasos ya están dados. Ahora queda el último empujón. Hasta la vista ‘gordo’.

ARTÍCULOS RELACIONADOS:La verdad sobre el caso Ronaldo

Capello: «Ronaldo sigue siendo jugador del Madrid, no es correcto hablar en este momento»

La cuenta atrás de Ramón Calderón

Siemens no asumirá el pago del contrato de patrocinio del Real Madrid tras la quiebra de la filial

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído