El Mallorca derrota al Zaragoza en un segundo tiempo vibrante

(EFE).- El Mallorca conquistó su segunda victoria consecutiva en el Ono Estadi al derrotar por 2-1 al Zaragoza en un partido que se decidió en un trepidante segundo tiempo, en el que hubo todo el juego que faltó al principio, y también los goles. Primero marcó el Zaragoza por intermedio del argentino Diego Milito; después, lo hicieron el portugués Nunes y el serbio Jankovic. El gol de triunfo del Mallorca lo marcó Jankovic de un soberbio derechazo, pero gran parte del mérito lo tuvo el ‘Caño’ Ibagaza, que regateó en carrera a dos defensores en la banda izquierda para ceder un «pase de la muerte».

Poco antes, el Mallorca y el Zaragoza tuvieron sus opciones para marcar. Movilla estrelló un remate en el larguero y Prats evitó que el gol de Diego Milito con una gran parada (min. 73); asimismo, Maxi López, poco después, falló un «mano a mano» con César. Todo ello en la segunda parte. Maxi López vivió una tarde para olvidar. Hay jugadas que marcan la trayectoria de un futbolista. Para bien o para mal, en la retina del aficionado se graban a fuego jugadas determinantes, o que lo pudieron ser.

Es el caso del argentino, cedido esta temporada al Mallorca por el Barcelona. El ariete falló un gol imposible, a cinco metros de la línea de gol y sin portero delante. Era el minuto 45, y su compatriota Jonás Gutiérrez había cabalgado de forma espectacular más de 30 metros para dejarle el gol en bandeja. Pero Maxi erró, lo que despertó las iras del público, que por segunda -la primera pitada fue ante el Barcelona- le abucheó sin contemplaciones.

Cómo sería el calado del error de Maxi, que el colegiado, sin creerse el fallo, señaló córner porque vio a Diego Milito tirarse al césped. Es probable que el mundo se le viniese encima al goleador del Mallorca, porque perdió una oportunidad única de poner en ventaja a su equipo tras una primera parte en la que hubo de todo, menos fútbol. Al Mallorca, como se pudo apreciar, le falta gol -Jonás también había fallado diez minutos antes- y al Zaragoza, en teoría, le sobra.

Pero, fue un primer tiempo plácido para Cesar y Toni Prats. Los dos equipos se empeñaron en marear el balón, sin verticalidad alguna. En algunas fases, el público protestó con ganas la aparente desidia con la que se estaban comportando sus jugadores. Y en el Zaragoza, las cosas tampoco pintaban nada bien. D’Alessandro lo intentó, sin éxito, y arriba, Sergio García y Diego Milito parecían dos náufragos.

Lo más peligroso que ofreció el conjunto maño, uno de los equipos más en forma de la Liga, fue la presencia de Diogo en el área local para rematar córners y saques directas. Pero todo cambió en la reanudación, más que nada, porque los dos equipos se olvidaron de especular y dedicaron todos sus esfuerzos para obtener el triunfo. El público balear pudo ver al mejor Zaragoza, con un juego directo y vertical, pero también, supo apreciar el esfuerzo de sus jugadores, que reaccionaron de forma espectacular tras el gol de Diego Milito, el número 14 de su cuenta particular. Primero, marcó un defensa, el portugués Nunes, y después lo hizo un eficaz Jankovic, el serbio que no suele fallar y que ya es el máximo goleador del Mallorca con seis tantos.

El Zaragoza buscó el empate con fuerza y el Mallorca también defendió su ventaja con dientes y uñas. Hubo juego subterráneo -Turienzo Alvarez mostró hasta diez tarjetas amarillas-, pero al final la victoria se quedó en el Ono Estadi, que celebró tres puntos muy importante para el objetivo de mantener la categoría.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído