El Real Madrid se llevó el duelo a muerte

(PD/EP).- El Real Madrid protagonizó, con fe, coraje y sobre todo el talento de Guti, una nueva remontada heroica para seguir soñando con la posibilidad de alcanzar el título liguero, remontándole al Sevilla (3-2) en una gran segunda mitad, en la que Van Nistelrooy, nuevo ‘pichichi’ de la competición, actuó de ejecutor de los blancos.

El conjunto madridista reservó para la segunda mitad su mejor versión, la que generó Guti cuando entró al césped del estadio Santiago Bernabéu. El centrocampista destiló calidad a raudales y sobre todo dos asistencias con el tiralíneas para que Van Nistelrooy, primero, y Robinho, después, consiguieran la remontada.

Los de Capello despertaron del letargo en el que se sumieron en la primera mitad y cerraron un partido clave en la lucha por el título final. Así, el holandés Van Nistelrooy puso la puntilla al encuentro de forma brillante. La nota polémica la puso el brasileño Robinho que fue expulsado después de quitarse la camiseta para celebrar un importante tanto que ha servido para que el Real Madrid diera la vuelta al marcador.

Previamente, Van Nistelrooy materializó el empate después de que el Real Madrid insistiera en su empuje tras la reanudación. Al final los frutos vinieron por sí solos y el delantero blanco neutralizó el espectacular gol de Maresca, que sirvió para que el Sevilla se fuera al descanso con un gol de ventaja.

Ambos conjuntos luchan para evitar descolgarse de la Liga. Como se esperaba en un principio, el partido es intenso, competitivo y muy igualado. Los dos aspirantes al título han tratado de desplegar su juego, aunque los de Capello han tenido mayores problemas. Su intermitencia técnica ha propiciado que al descanso fuera el conjunto andaluz quien diera un paso importancia hacia un posible triunfo.

Y es que los de Juande salieron al ataque desde el primer momento. Mejor posicionados, la intensidad fue decayendo tras el empuje de los madridistas. Sin embargo, cuando todo parecía controlado, una genialidad que se sacó de la nada Maresca enmudeció al Santiago Bernabéu.

El Sevilla llegaba a este partido lanzado, clasificado para su segunda final consecutiva de la Copa de la UEFA, con la final de la Copa del rey virtualmente asegurada, y dispuesto a asaltar el liderato de la Liga pero salió del Santiago Bernabéu ‘escaldado’.

El Real Madrid, exceptuando la polémica derrota ante el Racing de Santander en El Sardinero, no pierden desde el traspié ante el Levante y han ido salvando finales en su camino hacia un título que se convirtió en el único objetivo tras la eliminación europea.

El equipo blanco ha ido mejorando sus prestaciones después de un inicio más que dudoso y la de este domingo se antoja decisiva para la que se han conjurado jugadores y público, que abarrotarán las gradas con las entradas agotadas desde hace días.

La buena racha ha llenado de optimismo a la plantilla que sólo muestra buen ambiente día a día con palabras como «equipo», «unión» o incluso «familia», utilizadas para demostrar la ilusión con que el vestuario afronta la recta final del campeonato.

ARTÍCULOS RELACIONADOS:
Guti regala fútbol al Bernabéu

Capello considera «una gran final» el partido frente al Sevilla

Juande: «Es raro que ahora Beckham sea vital»

Van Nistelrooy: «El Sevilla es de los mejores de Europa»

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído