Unicaja sube al podio

Unicaja sube al podio

(PD/Agencia EFE).- El Unicaja clausuró su brillante temporada continental en el tercer escalón del podio gracias a una decisiva canasta de Marcus Brown en el último suspiro ante el TAU en el partido que ambos equipos disputaban por la tercera y cuarta plaza.

Los españoles no reservaron fuerzas de cara al campeonato nacional y lucharon por el bronce con toda la artillería.

Los vascos abrieron el envite guiados por el serbio Igor Rakocevic, aunque luego perdieron fuelle y se enredaron en las defensas alternativas planteadas por el técnico italiano Sergio Scariolo y la división de responsabilidades ofensivas que asumieron Iñaki de Miguel, Carlos Jiménez, el esloveno Marko Tusek y el griego Kostas Vasileaidis.

Rakocevic desapareció del choque después de anotar seis puntos en el arranque y el Unicaja cogió el timón sin que le temblara el pulso. Incluso la reaparición anotadora del escolta serbio del TAU (que a los veintiséis minutos había añadido otros diez puntos a la cuenta) quedó amortiguada por la eficacia del Unicaja en bloque (49-49).

Una resolución colectiva labrada con sumo esfuerzo que recibió el primer impacto serio con un parcial de 12-0 al final del tercer cuarto (61-49). La racha aturdió al bloque andaluz durante unos cuantos minutos, pero no lo suficiente como para condenarle.

La remontada
Con poco más de medio cuarto por delante hasta la bocina (m.34), el Unicaja ya había regresado de las profundidades (65-62). Iba a pujar hasta el último aliento Con todo (69-67 m.37). Dispuso de tres ocasiones para situarse por delante y marró las tres. Entonces llegó Brown y empató desde la línea de personal (69-69).

El tercer puesto, por tanto, buscaba dueño en el minuto y medio final. Brown surgió en el arco de triples (69-72); le replicó Pablo Prigioni (72-72); el francés Florent Pietrus palmeó un lanzamiento de Pepe Sánchez (72-74) y Luis Scola hizo pasos. El Unicaja atacaba, acariciaba el triunfo y falló frente al aro vasco, así que Prigioni igualó con 8,4 segundos por disputarse (74-74). Pero Marcus Brown no perdonó. El americano se lanzó hacia el aro y acertó en una penetración que convierte a los malagueños en el tercer mejor equipo del continente.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído