El Gobierno de Chávez acusa a RCTV de establecer una ‘dictadura mediática’

(PD/Agencias).- El Gobierno de Venezuela ha acusado a Marcel Granier, director de la emisora Radio Caracas TV (RCTV), crítica con el presidente Hugo Chávez y a la que ha decidido no renovar su licencia de emisión, de querer establecer una «dictadura mediática».

Al mismo tiempo, Caracas restó toda credibilidad a la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), organización panamericana que acaba de denunciar «graves problemas» para la libertad de expresión en ese país en relación con la no renovación de la licencia del canal y con otros casos de supuestos abusos.

En una reunión con la prensa internacional acreditada en Bruselas, cuatro diputados de la Asamblea Nacional (Parlamento) de Venezuela defendieron la posición del presidente Hugo Chávez, quien insiste en que RCTV no será cerrada, si no que, simplemente, «no se le renovará la licencia», cuya titularidad ostenta el Estado.

Manuel Villalba, Juan Carlos Dugarte, Ismael Sotillo y Rosario Pacheco defendieron la posición de Caracas en la presentación en la sede de la embajada venezolana en Bélgica del informe «La verdad sobre el caso de RCTV», que contiene datos sobre la supuesta participación de ese canal en «sabotajes petroleros» y en el frustrado golpe contra Chávez del 19 de abril de 2002, .

Sin embargo, en un informe presentado ante 63 Asamblea de la SIP, celebrada en marzo pasado en la ciudad colombiana de Cartagena de Indias, David Natera Febres, vicepresidente regional para la Libertad de Expresión de esa institución, acusó a Chávez de llevar a cabo un proceso «para suprimir la libertad de expresión».

El presidente de la cadena estuvo la semana pasada en la sede del Parlamento Europeo en Estrasburgo, Francia, abogando por su causa, y actualmente se encuentra en Estados Unidos por el mismo motivo.

Granier -a quien Caracas acusa de atizar desde las pantallas de RCTV el Golpe contra Chávez- cuenta con un «apoyo matizado» de determinados sectores del Partido Popular Europeo en su batalla para llevar hasta Estrasburgo una moción de «condena» al Gobierno venezolano.

«Es tan cuestionable una dictadura militar como una mediática», dijo por su parte Manuel Villalba, quien explicó que lo que desea Venezuela es «democratizar la señal» de RCTV y ofrecer una vez que se venza el plazo (a partir del 28 de este mes) más contenidos culturales y formativos para la país:

«Queremos información veraz y objetiva».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído