Faubel, ante su última opción


(PD/Agencias).- El piloto español Héctor Faubel se juega en su «última carta», el Gran Premio de la Comunidad Valenciana que se disputa este fin de semana en el circuito Ricardo Tormo de Cheste, sus opciones al título mundial, sabedor de que matemáticamente lo tiene casi todo en contra.

Faubel necesita ganar la carrera y esperar que su rival y líder actual del mundial, el húngaro Gabor Talmacsi, no acabe mejor clasificado que en el cuarto puesto, circunstancia que, según explicó el propio piloto de Lliria, se ha producido otras tres ocasiones en la presente temporada.

Por explicarlo algo mejor, el valenciano debe sumar diez puntos más, como mínimo, que el húngaro, pues por número de victorias en caso de empate, sería el piloto español el campeón del mundo, ya que sólo el italiano Mattia Pasini podría igualarlo a triunfos en la presente temporada.

La situación no es demasiado fácil para Héctor, pero cuando menos cuenta con tener a favor suyo su condición de local, pues el circuito de la Comunidad Valenciana es su segunda casa y, además, le gusta mucho su recorrido y se verá arropado por millares de aficionados de todas partes de España.

El lleno que se prevé es total y, además de esos miles de aficionados, Héctor Faubel contará con la particular presencia de su peña de seguidores, que vendrán por centenares a intentar ser testigos de la proeza del valenciano, que daría por primera vez en los últimos dieciocho años, desde que lo consiguiese Jorge Martínez Aspar, un nuevo título mundial a la Comunidad Valenciana y, lo que es mejor, en su circuito.

La verdad es que de no ser por la escasa fiabilidad de la Aprilia RSA, en teoría una de las tres motos oficiales que en 2007 hay en la categoría del octavo de litro, Héctor Faubel debería ser líder destacado de la cilindrada, en la que su peor resultado de las carreras que ha acabado sin problemas ha estado en el podio, trece en total a lo largo del año, mientras que esas deficiencias técnicas o alguna que otra caída le han acabado poniendo en una situación límite para esta última carrera de la temporada.

En el resto de categorías la situación ya está sentenciada, por cuanto se refiere a los títulos del cuarto de litro, en poder de Jorge Lorenzo, y de MotoGP, ya resuelto en Japón en favor del australiano Casey Stoner.

Por esa razón, el principal interés en ambas cilindradas se centrará en saber quienes serán los vencedores de la última carrera del año, si bien todo apunta a que el piloto de Mallorca y doble campeón del mundo volverá a escribir su nombre en lo más alto del podio, mientras que en MotoGP la lucha promete ser muy interesante entre algunos pilotos, como Stoner, el italiano Valentino Rossi o el español Dani Pedrosa, quien seguramente buscará resarcirse con una victoria en una temporada en la que muchas cosas se han aliado en su contra.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído