El asesinato de Benazir Bhutto y el abismo islámico

El asesinato de Benazir Bhutto destaca en todas las portadas. Dice ABC que un kamikaze le apagó la voz. En el País, cifras: el tiroteo y la bomba causaron 16 muertos y convulsionó a la región más turbulenta del planeta.

Añade que Bush deberá cambiar la estrategia en la zona. Entrevistan a un analista pakistaní que sentencia que es obra de Al Qaeda.

El Mundo describe las horas de después: están viviendo el caos. La Razón presenta a Bhutto como candidata a pacificar una potencia nuclear islámica. La Vanguardia cree que ahora se asoman al abismo. La oposición llama a huelga general y boicot electoral.

El editorialista de esta cabecera cree que el atentado es un triunfo del extremismo islamista y debilita más aún al presidente Musharraf. Una zona de 160 millones de habitantes, la mayoría islamista, y entre ellos, el mayor núcleo de radicales del mundo, incluido Bin Laden.

El Mundo opina que ahora se quedan entre la dictadura y el fanatismo. La Razón, que se caen en el abismo, porque se da un paso atrás en la batalla del mundo libre contra el terror.
ABC opina que es un ejemplo más de la guerra que montan los adversarios de la libertad por todo el planeta.

Podemos proteger aeropuertos y trenes, pero los terroristas saben que no hace falta apunta hacia un objetivo directo. Sólo intentar sembrar el caos. La mayoría de madrasas que adoctrinan en el extremismo están en Pakistán, un auténtico polvorín.

El País editorializa sobre el miedo que se vive en Pakistán, que no permite la celebración de unos comicios libres y normales.

Hoy la información sigue llegando desde fuera, porque como cuenta El País, las sanitarias secuestradas en Somalia llevan 48 horas sin comer. Se negocia sin suerte de momento.

Dice La Vanguardia que Médicos Sin Fronteras busca una solución pacífica. La Razón cuenta que la ONG envía más expertos a la zona. Y luego está la liberación de tres secuestrados por las FARC.

ABC relata la ansiedad de las familias en la cuenta atrás. La Razón cita a Chávez: retrasa un día la liberación. La Vanguardia añade que durante la operación humanitaria, Uribe va a suspender vuelos y acciones militares contra la guerrilla.

Más titulares… sobre ETA…

E l diario ABC destaca que la banda prepara una agrupación de electores para los comicios generales si el Juez Baltasar Garzón suspende a ANV. Tienen un plan “D”.

El Mundo cita a la policía, que investiga pagos a Batasuna desde cuentas municipales de ANV, y su editorial sentencia que son más pruebas para ilegalizarlos. La Razón se hace eco de la petición al juez Garzón de que prohíba dos marchas contra la dispersión de los presos etarras.

Sobre política, la Vanguardia afirma que la Generalitat va a hacer público un estudio de las balanzas fiscales antes de las elecciones generales del 9 de Marzo. El Conseller pide renegociar la financiación.

En el País, la lista por Madrid acapara las únicas tensiones del PSOE. El partido ultima sin mayores sobresaltos sus listas para el 9-M.

El diario ABC recuerda el nuevo fallo del AVE, esta vez eléctrico, que eleva a un millar los afectados en cinco días por los retrasos.

Para La Razón, el AVE de Magdalena Álvarez acumula seis retrasos en sólo cinco días. Su editorial niega que la ministra tenga excusa con estos problemas.

El País se centra en un estudio que desvela que cuatro comunidades desbancan a Madrid como líder del crecimiento. Murcia es la que sube con más fuerza desde 2.000 por el ladrillo, aunque en otro titular avisa: los visados de obra nueva caen un 23% hasta octubre. Y otro aviso: la producción de biocarburantes se estrella antes de despegar.

En el diario ABC, los inversores huyen en masa de las inmobiliarias, que vuelven a desplomarse. Recoge una multa contra la SGAE por violar con un vídeo el derecho a la intimidad.

La Vanguardia pone en portada el acuerdo de Montilla y Rubalcaba: los Mossos controlarán a las empresas de seguridad. El Mundo, como el resto de las cabeceras, recoge la detención de cinco funcionarios por la red de corrupción municipal en el ayuntamiento de Madrid.

El País señala que el alcalde rehúsa valorar estas detenciones y afirma que las conocía hace 10 días. Esta cabecera avisa: la mancha ya se extiende por 8 distritos.

En sus páginas leemos que el Consejo General del Poder Judicial apoya la propuesta de ofrecer escolta privada para mujeres maltratadas. Y en un reportaje nos presenta la nueva generación de tenderos, que echar el cierre. Un 10% de pequeños negocios cierra cada año. Inmigrantes y grandes cadenas toman el relevo de comercios y bares familiares.

En el ABC, palabras de Joan Mesquida, el director general de la Policía y la Guardia Civil. Exclama que hay desproporción entre una cárcel y un cementerio, entre ver un rostro o tener que contemplar una fría lápida.

La Razón completa noticias de portada con los objetores, de Ciudadanía, que aseguran que en 2007 pasaron de la indiferencia del Gobierno a recibir amenazas y denuncian la inacción del PP.

Cifra en 1.000 los jóvenes voluntarios que colaboran en el encuentro de familias del domingo. Otro titular: la CNE pide a Industria que las eléctricas cobren según la calidad de su servicio.

Sobre las subidas de precios, editorial en el diario El País: los ciudadanos comprobarán en breve que la escalada de precios todavía puede seguir creciendo. Casi todos los servicios públicos crecerán más. Pero estos precios elevarán otros, como taxis o transporte por carretera.

Lo más preocupante es que detrás de la política correcta de trasladar los costes a los compradores hay subidas oportunistas y especulativas de monopolios. Urge al Gobierno a practicar una política antiinflacionista.

El diario ABC también muestra su preocupación por los malos presagios de la economía. Mientras seguimos hablando del milagro español, en referencia a los últimos quince años, la imagen de nuestro país está deteriorada y podemos llegar a ser el nuevo enfermo de Europa.

Otro editorial de ABC critica la innecesaria exhibición de Sarkozy. No se entiende la deriva que está tomando su imagen pública, que a ratos es el hombre de Estado y a ratos es una estrella mediática. Puede llegar a perder el respeto de los que le votaron.

El futuro de Francia exige ejemplaridad sobria de quien se toma en serio a sí mismo. Y entrando en la prensa rosa está creando de sí mismo una caricatura innecesaria.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído