Google Health no tendrá publicidad

(PD/EFE).- Google Health, el nuevo y controvertido servicio de Google que permitirá a los pacientes archivar sus historiales médicos en internet, no estará financiado con publicidad, aseguró el consejero delegado del buscador, Eric Schmidt.

Google mostró los primeros detalles y el prototipo de este servicio, que ha generado una controversia por sus posibles riesgos para la privacidad de los pacientes.

Google Health, que actualmente se está probando con un grupo de 1.370 voluntarios del hospital estadounidense Cleveland Clinic, permite a sus usuarios tener acceso directo a su historial médico, gestionar toda la información sobre su salud e intercambiar opiniones con expertos.

Los pacientes podrán, por ejemplo, archivar radiografías tomadas en diferentes centros médicos y acceder a ellas desde cualquier ordenador del mundo, lo que podría acelerar diagnósticos y tratamientos.

El sistema no está aún abierto al público, pero Google espera que llegue a todos los internautas en breve. «El actual periodo de pruebas es de un par de meses y ha funcionado excepcionalmente bien en su primera semana».

La rentabilidad del servicio

Schmidt aseguró que esta herramienta no estará financiada con publicidad, al igual que otros servicios del buscador como Google News, pero a pesar de ello, será rentable porque incrementará el flujo de usuarios hacia otras páginas de Google.

Google Health será un sistema abierto a otras empresas o instituciones que quieran ofrecer servicios directos para el consumidor, como tablas de medicación o recordatorios para vacunas, pero insistió en no se compartirá ningún dato sin el consentimiento del paciente.

«Nuestro modelo se basa en que el propietario de los datos tiene el control sobre quién puede verlos», dijo Schmidt en una conferencia de la Sociedad de Sistemas y Información y Gestión de los Servicios de Salud de EEUU.

Entre los posibles socios del servicio en el futuro están centros médicos pero también minoristas estadounidenses que venden medicinas, como la cadena Wal-Mart, aunque Schmidt no especificó qué empresas colaborarán con Google Health.

Cuestiones de privacidad

Expertos en privacidad de datos sanitarios han mostrado sus dudas sobre este proyecto y otros similares. Google no está sola, pues docenas de empresas ofrecen servicios de gestión de datos médicos en internet.

Bob Gellman, consultor de políticas de privacidad e información en Washington, afirma que el servicio de Google presenta los mismos riesgos para la privacidad de los pacientes que el de otras compañías similares en la red. «Uno de los principales riesgos es que estos datos privados acaben en manos de empresas de mercadotecnia», dijo Gellman.

Gellman, que ha hecho un estudio al respecto para el Foro Mundial de la Privacidad, explicó que firmas como Google no están necesariamente obligadas a respetar la HIPAA, una ley federal que impide, entre otras cosas, que información médica sea utilizada con fines comerciales.

Aunque estos servicios suponen ventajas para los pacientes, «puede resultarles también complicado», opinó Gellman. «Muchos consumidores no son capaces de decidir quién puede acceder a su historial médico y quién no», señaló.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído