En La Vanguardia culpan a Losantos de la derrota del PP

(PD).- Diferentes medios y analistas tratan de buscar la causa de la derrota del Partido Popular. Muchos de ellos proponen nuevas caras e, incluso, si plantean si no sería necesario que Rajoy deje paso a otro candidato. Pero en La Vanguardia Enric Juliana escribe «La clave del día»: «Efectivamente, Federico tiene la culpa«.

Según escribe Juliana en La Vanguardia, «sin el espectacular resultado del PSC en Cataluña, la victoria de José Luís Rodríguez Zapatero, o bien no se habría producido, o tendría hoy un tono agónico. El voto de los catalanes ha sido, de nuevo, decisivo«.

«Los catalanes debían escoger entre dos malhumores: el disgusto ante la agresividad de los federicos –el tono arrogante de quienes creían que el PP podía ganar las elecciones movilizando al resto de la sociedad española en clave anticatalana-, o el malhumor generado por los incumplimientos de Zapatero y, sobre todo, por la cadena de desaguisados en las infraestructuras y servicios públicos. Aun estando emprenyat, el catalán sigue siendo sentimental y orgulloso. Un hombre orgulloso (o una mujer orgullosa) puede llegar a aceptar que los trenes no funcionen bien durante meses, pero nunca aceptará que le pisen, quieran humillarle».

Y concluye: «Efectivamente, la culpa la tiene Federico«.

«Los catalanes han votado mayoritariamente a Zapatero para frenar al PP. Y la culpa es de Federico. Evidentemente, el locutor de la COPE no es el único artífice de la estrategia del PP, pero ha demostrado ser el más conspicuo ideólogo del anticatalanismo. Políticamente, se trataba de utilizar Catalunya como factor de movilización en toda España. Comercialmente, el anticatalanismo ha resultado ser muy rentable, puesto que ayuda a fidelizar lectores y oyentes. Con el anticatalanismo incluso se gana dinero. La estrategia ha funcionado bastante bien en Madrid, en la Comunidad Valenciana y en Murcia, pero no así en el resto de España. ¿Hasta cuándo el PP seguirá apostando por el «federiquismo»?»

Josep Antich, director de La Vanguardia, pide la cabeza de Daniel Sirera:

«El PP tiene también en Cataluña su asignatura pendiente y ya va siendo hora de que la política que practica y los rostros que ofrece a la sociedad catalana sean más representativos».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído