Grandeza y frustración en el Coliseum

Grandeza y frustración en el Coliseum

(PD).- Los aficionados del Getafe recordarán este partido toda su vida, cuando le plantaron cara a un campeón de Europa como el Bayern y a punto estuvieron de pasar a semifinales. Pagó cara la inexperiencia de algunos jugadores pero el Eurogeta ya ha ganado su competición.

Fue un encuentro de ilusión, por eso la derrota resulta tan cruel. El Getafe supo enfrentarse a todas las adversidades y demostró que puede estar a la altura de cualquier equipo. Ante el Bayern, empate en la prórroga jugando con uno menos desde el minuto cinco.

Y es que De la Red fue expulsado al poco de empezar el partido por una entrada a Klose cuando se escapaba en solitario. Con la expulsión del ex madridista, Laudrup se vio obligado a sustituir al lesionado Uche por Belenguer, que no salió de inicio por molestias musculares.

El partido fue monólogo del Bayern, pero fue el Getafe el encargado de marcar primero. Contra, héroe en el partido de ida, culminó una jugada que él mismo había comenzado en el centro del campo; se coló entre los centrales y rompió con un zapatazo la portería de Khan.

En la segunda parte, los alemanes sitiaron la portería de Abbondanzieri. El Getafe, por su parte, apenas podía encerrarse en su campo para impedir las acometidas de Toni, Klose y Podolski.

El destino es cruel y después de cuarenta minutos aguantando la presión, un error del Getafe le dió el gol al Bayern en el último minuto. Fue Ribéry quien acabó aprovechando un mal despeje de la defensa para empatar el partido.

Algo les diría Laudrup minutos antes, porque el Getafe salió sin complejos en la primera parte de la prórroga. Así, primero Casquero con un golazo desde fuera del área y luego Braulio, reventaron el resultado y desataron la locura en el Coliseum.

Apenas a quince minutos del final, el Getafe pagó la inexperiencia de alguno de sus jugadores y Toni aprovechó un error de Abbondanzieri para marcar el segundo. Pocos minutos antes de que acabar el partido, el italiano empató el partido con un buen remate de cabeza tras una mala salida del Pato, que pagaba así su nerviosismo.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído