César Vidal: «La COPE no es refugio de mediocres que utilizan el dogma para medrar»

César Vidal: "La COPE no es refugio de mediocres que utilizan el dogma para medrar"

Francisco Galván (PD).- Se ha convertido en un pilar fundamental de la cadena COPE. Junto a Federico Jiménez Losantos, César Vidal analiza sin remilgos cada día en La Linterna la actualidad. Vidal difiende la exactitud de todas sus titulaciones, su independencia respecto al resto de compañeros de emisora. Además, el escritor niega que cuente con un equipo de «negros» que le preparan sus obras. «Aprovecho el tiempo del cuarto de baño para leer.»

– ¿Hasta cuándo tiene usted contrato con La Cope?

Concluye en verano de este año.

– ¿Después de su éxito con La Linterna, va a ser más difícil para la cadena seguir contando con sus servicios -quizá haya pensado usted endurecer las condiciones-?

Sinceramente, no creo que haya ningún problema para la renovación.

– Como oyente de su emisora y como mero observador, da la sensación de que Jiménez Losantos, Villa y usted mismo hacen un grupo inquebrantable y coordinado. Cristina, en cambio, va más a su aire. ¿Tiene algo de real? ¿Coordinan ustedes tres la línea que siguen? ¿Recibe usted algún tipo de sugerencia de fondo o de forma de Losantos o de algún dirigente de la cadena?

Los programas en COPE funcionan de una manera muy autónoma. No existe ninguna consigna ni tampoco coordinación. Por añadidura, ni Federico ni nadie de la casa me ha dado instrucciones nunca y creo que eso es lo mismo que sucede con el resto de los directores de programas.

– ¿A qué hora llega usted a la emisora? ¿Cuánto tiempo dedica usted a preparar el programa? ¿Da cancha a la improvisación o prefiera dejar todo lo posible atado en el guión?

Generalmente, llego entre las 4 y las 4.30. Generalmente, no me ocupa menos de cuatro horas, pero cuento con una magnífica redacción. Improviso en la forma y mucho, pero suelo llevar todo muy bien atado en el fondo.

– Hay gente que cuando ve su ingente producción se pregunta sobre la posibilidad de que tenga a su disposición un equipo de gente que le ayude a preparar sus libros, y que su labor sólo consista en coordinar y en darle el retoque final a los libros. ¿Cómo se organiza para escribir tanto y a la vez darle tiempo a leer los periódicos, a estar al día en cine, repasar lecturas antiguas, leer lo que sale nuevo, hacer las colaboraciones en los demás medios, tener su propio blog,…. y lo demás? ¿A qué hora se levanta y a qué hora se acuesta?

Me vendría de fábula un equipo de gente como el que han utilizado Asimov, Michener o Stephen King o simplemente que fueran un equivalente al que tengo en La Linterna para sacar adelante el programa. Lamentablemente, el nivel educativo en España es tan bajo y las cuestiones en las que yo trabajo son tan especializadas que no existe la menor posibilidad de formarlo.
Mi día es muy disciplinado. Me levanto un poco antes de las 8 y entre 8 y 8,30 ya estoy escribiendo. Sigo pegado al ordenador hasta la 1.30 o las 2, como algo ligero y descanso un poco para estar fresco en la radio. Por regla general, suelo llegar a casa a las 12,15 y estoy durmiendo a la 1.

A todo eso hay que unir un aprovechamiento total del tiempo. Por ejemplo, suelo ver películas en un pequeño monitor mientras escribo por las mañanas, aprovecho el tiempo del cuarto de baño para leer y no pierdo el tiempo yendo a saraos, cócteles, fiestas o encuentros de autores.

– ¿Cuántos idiomas conoce y cómo consigue tenerlos frescos? Uno de los problemas clásicos de los estudiantes en España son las lenguas extranjeras. ¿Cómo consiguió usted aprenderlos? ¿Qué le recomendaría a los estudiantes?

¡Ya quisiera yo tenerlos frescos todos! Hablo ocho y traduzco dieciseis. Releo, hablo, pero, a pesar de todo, algunos se me han ido oxidando peligrosamente con el paso del tiempo. La vía de aprendizaje ha sido diversa: el francés en la escuela, el inglés por discos, el ruso en cursos feroces, etc.

– ¿Ha leído usted su biografía en la Wikipedia? «Es licenciado en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid y doctor en Historia con Premio extraordinario fin de carrera por la UNED[1] y, según sus notas biográficas indican, en Teología y en Filosofía por el Logos Christian College, una institución de educación religiosa a distancia no acreditada de Miami (EE. UU.),[2] cuyo currículum no incluye, al menos en la actualidad, el doctorado en Filosofía. Afirma hablar ocho idiomas y traducir dieciséis.» Utilizan expresiones que insinúan dudas sobre su currículum… ¿No tiene usted intención de introducir una corrección en la famosa enciclopedia de Internet?

Las titulaciones en España están correctamente consignadas. Las obtenidas en Estados Unidos contienen graves inexactitudes porque la Logos no sólo es una universidad reconocida como tal por el estado de la Florida sino que además cuenta con estudiantes en medio mundo y, por si fuera poco, no se encuentra en Miami (¡Bravo por el rigor del autor del artículo!). En cuanto al doctorado en filosofía tengo el título en casa desde hace años. Ni falta hace decir que he introducido correcciones en la biografía de Wikipedia en varias ocasiones, pero apenas realizada la corrección vuelven a reproducir las inexactitudes. Ignoro las razones de tan inexplicable conducta, pero, desde luego, no creo que obedezcan a la búsqueda de la exactitud. Claro que a lo mejor son los mismos que falsearon los curricula de Roldán o de Bernat Soria…

– También se le ha criticado desde determinados sectores católicos que sea usted, que » incluso ha negado la virginidad de la Virgen María», una de las voces de la emisora de la Conferencia Episcopal. ¿Ha recibido algún tipo de instrucción para que no saque a relucir sus divergencias con el catolicismo?

La COPE no me contrató para impartir doctrina o enseñar teología, sino para dirigir un programa generalista y hasta donde me dicen están muy contentos con los resultados. Dicho esto, es harto sabido que soy evangélico y que los evangélicos no niegan ni por aproximación la concepción virginal de Jesús en María por obra del Espíritu Santo. Dicho esto, ni me han dado nunca instrucciones al respecto en COPE – esta cadena, pese a quien pese, no es refugio de mediocres que utilizan el dogma para medrar – ni yo me ocupo personalmente de cuestiones religiosas en mi programa.

– Usa usted en su lenguaje mucho, como creyente, la palabra Dios. ¿Ha tenido usted dudas sobre la existencia de Dios a lo largo de su trayectoria vital? ¿Cuándo decidió hacerse protestante y qué es lo que le llevó a ello? ¿Si un joven con dudas de fe le pidiera argumentos sobre la existencia de un Ser Superior, qué le diría?

No, nunca he dudado sobre la existencia de Dios. En relación con las otras preguntas casi me atrevo a remitirle a mi libro «Por qué soy cristiano» de pronta publicación por la editorial Planeta. Detalla todo más de lo que yo podría hacerlo en un par de líneas.

– Por último, ¿lee usted las opiniones de su hermano en El Plural? Si es que sí, ¿qué le parecen?

Mi concepción sobre cómo aprovechar el tiempo incluye de manera muy acentuada el no perderlo en banalidades. Comprenda, por lo tanto, que no lea El Plural que, de entrada tiene, un nombre un tanto contradictorio con su esencia y su comportamiento. Por lo que se refiere a Gustavo, debo decir que es un buen chaval, aunque es difícil negar que tiene que ser muy difícil tener un hermano mayor como yo. Dado que es muy inteligente – a decir verdad, su coeficiente intelectual es de superdotado – en el caso de que incurriera en algún disparate seguro que se le pasaría con el tiempo.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído