Internet esquiva la crisis

(PD).- Cada vez más usuarios recurren a la Red para buscar piso. Los responsables de la inmobiliaria Metrovacesa calculan que en el último año ha caído un 50% el número de clientes que se acercaba a sus oficinas, mientras que los internautas que entran en su web se han disparado hasta rondar los 100.000 al mes.

Pocos -como subraya Luis Doncel en El País-, si se compara con el millón y medio de personas ansiosas por encontrar un chollo que entran cada mes en idealista.com. Son, según cuenta el portavoz del portal inmobiliario, Fernando Encinar, posibles compradores «muy a la espera», que sólo reaccionan ante precios muy atractivos.

En un sector poco dado a la innovación, algunos promotores se han dado cuenta de que Internet puede ser una vía para reactivar unas ventas bajo mínimos, que vio durante el primer trimestre del año un descenso del 72% en las preventas de las siete principales inmobiliarias.

«Sé de empresarios que nunca se habían fijado en Internet y empezaron a verlo como un canal de ventas cuando sus hijos se conectaban», cuenta Encinar.

Olga San Jacinto, la directora de división de Google España, asegura que palabras como «buscar casa» tienen más entradas en el buscador que otros nombres que arrastran riadas de internautas, como «Britney Spears».

Las estimaciones de Google son que entre el último trimestre de 2007 y el primero de este año se han multiplicado por cuatro las búsquedas inmobiliarias. Y que la gran mayoría de ellas las hacen jóvenes que quieren alquilar.

Además, la inversión publicitaria dedicada al sector inmobiliario se ha duplicado del primer trimestre del año pasado al mismo periodo de 2008. Aquí no entran sólo los grandes jugadores, sino también las empresas locales y nacionales.

Desde 2004, la publicidad online en el sector ha crecido a tasas que oscilan entre el 24% y el 65%. Así, en tan sólo cuatro años, se ha pasado de un gasto total superior al millón de euros a poco menos de tres millones.

La mayor parte de las veces se trata de compradores que buscan información y que, una vez que han tanteado distintas posibilidades, se dirigen directamente al promotor o al vendedor.

Rafael Valderrábano, director de área de promoción de Metrovacesa, cuenta el caso de algunos clientes que se han comprometido a comprar sin pisar previamente lo que se convertirá en su hogar.

«Hace un año que creamos una herramienta en nuestra web que permite comprar directamente. Desde entonces, hemos vendido 34 viviendas. Todavía es poco, pero vemos que ahí tenemos un nicho de mercado», asegura.

Para un sector que tradicionalmente ha sido tan poco transparente en la información que ofrece como el de la vivienda, Internet se convierte en una herramienta básica para comparar distintas ofertas. Los promotores se están dando cuenta de ello, y pretenden usarlo para reanimar un mercado en estado de coma.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído