Croacia se pone impertinente ante Alemania

Croacia se pone impertinente ante Alemania

(PD).- La selección de Croacia asomó con rotundidad en la Eurocopa después de apuntarse un triunfo de categoría ante Alemania (2-1), triple campeona continental y que ofreció una imagen gris en un partido de tintes balcánicos, con un sensacional Luka Modric.

Los croatas, ya con seis puntos, certifican virtualmente su clasificación para cuartos y además de una manera sobresaliente, sonrojando a una de las ‘grandes’ con fútbol de clase y minimizando el orgullo teutón cuando Podolski recortó su desventaja.

Croacia sólo fue la selección ‘pequeña’ en los primeros instantes cuando Alemania asentó sus huestes en la medular. Paulatinamente el toque por abajo de los croatas, con Modric, la perla fichada por Juande Ramos, como referencia, fue imponiéndose y echando para atrás a los de Joaquin Low.

La iniciativa balcánica se tradujo además en un tanto de bella factura en el ecuador de la primera mitad. Srna se adelantó en el segundo palo a Jansen para introducir un pase desde el flanco izquierdo del ataque croata.

Alemania, ni siquiera con el gol en contra, encontró soluciones porque le faltó inspiración en sus puntas y Podolski, de lo mejor, estaba demasiado lejos del área para dar cabida a Mario Gómez y Klose. Sólo en balones aéreos se acercó la selección germana a Platikosa.

Croacia en cambio sí disfrutó de oportunidades, incluso para sentenciar porque Kranjcar dispuso de un balón en la frontal para haber batido a Lehmann. Al filo del descanso el portero del Arsenal detuvo un nuevo lanzamiento a bocajarro del propio Kranjcar.

Se esperaba la reacción alemana en el segundo acto, pero no fue así. Croacia se refugió en su campo, de manera ordenada y además incrementó su renta con un gol un tanto afortunado de Olic, que aprovechó un rechace del palo, ante un Lehmann pasivo, para hacer el segundo.

Croacia ya no sufriría más, ni siquiera cuando Alemania recortó distancias a doce minutos del final por medio de Podolski, en su tercer gol del campeonato. A los balcánicos no les temblaron las piernas y resolvieron con acierto unos minutos que no fueron de agobio porque agarraron el esférico e impidieron el último arreón de los teutones, que ahora se jugarán sus posibilidades de estar en cuartos, que no han alcanzado en las dos últimas Eurocopas, en la última jornada ante Austria.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído