La prensa está que arde

La prensa está que arde

(PD).-Una mirada a la prensa estadounidense: caídas en las difusiones, recortes de empleo, crisis de la credibilidad -el principal valor-, descensos de ventas, jóvenes que se informan en otras fuentes… En definitiva, un bosque en llamas. A todo lo anterior hay que sumar una notable merma en los ingresos. Las facturaciones de publicidad de los diarios están cayendo a reacción. Y ya no solo en EEUU: el incendio entra por debajo de la puerta de casa. Y ahí es donde empieza la historia de 233 grados, el blog de Dixired.

Mario Tascón desmitifica el tópico de que los jóvenes no leen ni prensa ni libros. «Muchos creen que parte del problema actual de los diarios reside en que los jóvenes no leen y eso no es verdad. Nunca se ha leído tanto como ahora, lo que sucede es que al soporte papel y sus productos más tradicionales (periódicos, revistas y libros) les ha salido una importante competencia en las pantallas. Pantallas ubicuas, móviles, ordenadores, televisiones interactivas, grandes pantallas digitales en las calles y los conciertos. Y personas que quieren disponer en cualquier situación y lugar de la información que necesitan. En ellas están los nuevos lectores, los que hacen temblar las estructuras de los medios convencionales».

«La prensa está que arde», repiten en Dixired. ¿Y de dónde el nombre? La temperatura a la que arde el papel. «Le hemos tomado prestado el nombre a Ray Bradbury -explican en el blog- para bautizar este blog que resume nuestra filosofía: los medios tradicionales están inmersos en una profunda crisis y los lectores buscan en Internet sitios más afines a sus intereses, hábitos e ideas. Con él, damos nuestros primeros pasos en la Red. Somos el equipo de Dixired, un grupo de gente que viene de sitios diversos aunque comparte el mismo objetivo: crear el grupo más importante de comunicación en Internet. Sin complejos, con convicción».

Son tendencias que se ya están entre nosotros a nivel mundial. Cuentan en Dixired que desde hace cinco meses, un grupo de periodistas del Journal du Quebec está publicando un periódico gratuito –rival del diario para el que trabajan- para protestar contra el aumento de trabajo sin remunerar que ha supuesto el proceso de integración del on y el off. En apenas un año, estos profesionales han pasado de trabajar 32 horas semanales a 37,5. Estas cinco horas de más, que no cobran, las invierten en hacer trabajos para el web. MediaMatinQuébec, un gratuito que lanzaron en invierno del año pasado, se ha convertido en su arma de protesta.

ENLACES RELACIONADOS

Mario Tascón abandona Prisacom y se lo va a montar por su cuenta

Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído