The Economist: «Los españoles se están dando cuenta tarde de la magnitud de sus problemas económicos»

(PD).- El semanario británico «The Economist» considera que los españoles ya se están dando cuenta, aunque tarde, de la magnitud de los problemas económicos del país, pese a los esfuerzos del Gobierno por negar que éstos existen.

Según la revista, «mientras los españoles, eufóricos, siguen celebrando el triunfo de su equipo en la Eurocopa, son conscientes de que la verdadera fiesta, la de una década de crecimiento, ha terminado».
El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, explican en la revista, «hubiera preferido que se centrasen en los deportes y no en la economía».
«La letanía de malas noticias se ha convertido en algo interminable», asegura el semanario británico, para agregar que «el crecimiento se está ralentizando de manera marcada y el desempleo está en aumento», y que «la burbuja inmobiliaria ha estallado y la construcción de vivienda se ha paralizado».
Por ello, «no es ninguna sorpresa que la mitad de los españoles considera actualmente que su posición económica personal es peor que en marzo». Además, señala que «no ayuda que el Gobierno siga negando que nos encontremos frente a una crisis».
«The Economist» apunta que el ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, «rehúsa utilizar la palabra ‘crisis’, cuando lo cierto es que ‘crisis’ podría ser una palabra demasiada sosa» para describir la situación actual. «Muchos economistas consideran que dentro de poco ‘recesión’ podría ser lo más correcto», añade.
Por otra parte, el semanario británico comenta que Zapatero «ha identificado un problema al que muchos españoles se están enfrentando por primera vez: competir con inmigrantes por pocos trabajos». En su segundo mandato, agrega, «se podría poner a prueba las relaciones entre razas, que hasta ahora han sido relajadas».
«The Economist» sostiene que «solucionar los temas económicos sería la mejor respuesta. Pero ser duro en inmigración podría ser una manera más fácil de mantener el nivel de popularidad en comparación con la promoción de reformas económicas no deseadas».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído