Venus Williams monta un pollo de órdago en Wimbledon

Venus Williams monta un pollo de órdago en Wimbledon

(PD).- A última hora de la tarde y después de haberse peleado con Elena Dementieva por un puesto en la final, Venus Williams no estaba para tonterías.

Le hicieron una pregunta de tintes sospechosos sobre la verosimilitud de la final y saltó como una fiera:

«Este asunto es ofensivo porque soy muy profesional en todo lo que hago dentro y fuera de la cancha. Pongo lo mejor que tengo en mi tenis y por eso exijo respeto por mi familia y por mi misma. Por eso cualquier mención que se haga de esto es irrespetuoso para todos nosotros».

Dementieva, por medio
El «asunto» viene de largo. Hoy, ella y Serena disputarán una nueva final de Wimbledon. Venus lo ha ganado cuatro veces y Serena dos, pero estas dos han sido contra su hermana, que no logra ganarle en el partido decisivo.

Precisamente, éste fue el origen de los problemas. Como quiera que en 2002, cuando ambas disputaron su primera final, Venus ya había ganado dos Wimbledon, algunos medios de comunicación especularon con un posible arreglo familiar para que, entonces, ganara Serena. Y ganó.

Lógicamente, en el seno de los Williams aquello no hizo gracia y menos cuando al año siguiente se repitió la historia.

En esta ocasión, un simple malentendido, un problema de lenguaje, creó una situación embarazosa. Alguien le preguntó a Elena Dementieva qué le parecía una final entre hermanas.

La rusa, siempre cándida ella, contestó «pues que será una final familiar».

No dijo más, ni una palabra más ni una menos.
Cuando llegó Venus, otro periodista, de inglés poco fluido, le preguntó a Venus que le parecía el hecho de que se disputase una final en familia «algo que la misma Dementieva acaba de decir».

La mayor de las Williams se lo tomó por el lado malo y contestó con la agresividad que le caracteriza en la pista.

Hoy se verán las caras de nuevo las dos hermanas que viven juntas en la misma casa alquilada al lado del All England Club. Serena sí bromeó al decir que «Venus es la peor rival que me podía tocar, pero esto es emocionante aunque supongo que ahora tendremos que dejar de hablarnos».

Por su parte, Venus comentó: «Jugaré agresiva y apoyándome en mi servicio. Para ganar un título como éste hay que ir al ataque y no esperar a que falle el rival».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído