Los jeques petroleros de Bahrein lanzan una ofensiva contra prensa

(PD).- Apenas un mes después de que el Gobierno de Bahrein prometiera eliminar las sentencias de cárcel para los periodistas y levantar algunas restricciones en publicaciones censuradas, ha dado un giro radical.

Las autoridades del país se encuentran en una ofensiva contra periodistas de oposición, sitios web e incluso líderes de mezquitas aparentemente porque agitan las tensiones sectarias y amenazan la seguridad nacional, informa el Bahrain Center for Human Rights (Centro de Bahrein para los Derechos Humanos, BCHR).

Al menos tres periodistas que escriben para el medio portavoz del principal grupo de oposición, «Al-Wefaq», fueron arrestados el 28 de junio y retenidos toda la noche, informan BCHR y Reporteros sin Fronteras (RSF). Otros tres periodistas a cargo del sitio web Awaal.net – cerrado el 24 de junio debido a su «naturaleza sectaria» también fueron detenidos. Los seis fueron acusados de «incitar al odio hacia el Gobierno» y «diseminar noticias que agravarían las divisiones sectarias», dice el BCHR. Al menos dos de ellos mostraron signos de haber sido torturados mientras estaban en custodia policíaca.

Según el BHCR, los hombres habían publicado información que implicaba al Rey ya miembros de alto rango de la familia real en escándalos de corrupción administrativa y financiera, incluyendo la expropiación de grandes áreas de tierras públicas y la naturalización de miles de extranjeros debido a sus creencias políticas.

El Gobierno de Bahrein presentó en mayo enmiendas a la ley de prensa del país que eliminaban las sentencias de prisión para periodistas y la censura previa a las publicaciones, dicen RSF y la Federación Internacional de Periodistas (FIP). Pero sigue siendo posible acusar a periodistas y encarcelarlos usando el Código Penal y las leyes antiterrorismo, dicen los grupos.

El BCHR dice que las autoridades de Bahrein están explotando las tensiones
religiosas (que con frecuencia son alimentadas por los propios funcionarios) para justificar una ofensiva contra la prensa y las voces críticas.

«En Bahrein se cometen muchas infracciones usando el nombre y las facultades del Rey Él se ha vuelto parte del conflicto en lugar de un símbolo de unidad nacional», dice el BCHR.

Además de Awaal.net, el ministerio de Información cerró otros dos sitios el 24 de junio debido a que habían publicado noticias de «naturaleza sectaria» que podrían «dañar la estabilidad social de Bahrein», informa el BCHR. Según RSF, al menos otros 24 sitios web políticos están bloqueados actualmente en Bahrein, incluyendo los sitos del BCHR y el miembro de IFEX la Red Árabe por la Información de Derechos Humanos (ANHRI).

En una reunión de gabinete en junio, el Gobierno anunció planes para establecer una comisión para vigilar mezquitas, artículos de prensa y foros en línea por cualquier infracción con respecto al Rey, la unidad nacional y la identidad árabe, acciones que son delitos según el Código Penal de Bahrein, dice RSF.

En otro caso, el activista Abdullah Bou-Hassan fue arrestado por escribir un artículo publicado en el boletín de la Sociedad Nacional de Acción Democrática y por exhibir una pancarta política en su automóvil, informa el BCHR. Fue acusado de conformidad con el Código Penal por incitar al odio e insultar al régimen gobernante.

«Estamos frustrados porque tras leer en la prensa que el Gabinete se está moviendo hacia la abolición de sentencias de cárcel para los periodistas, este incidente demuestra que el sistema jurídico de Bahrein, y en especial el Código Penal, todavía contiene disposiciones que estipulan el castigo encarcelamiento por escribir, publicar y distribuir», dice el BCHR.

El BCHR está exigiendo al Gobierno que reforme el Código Penal y otras leyes que restringen la libertad de prensa, el periodismo en línea y los rezos en las mezquitas con el pretexto de relajar las tensiones sectarias.

El Parlamento examinará en octubre las enmiendas propuestas a la ley de prensa.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído