Los más poderosos de los medios británicos

(PD).- La lista de los más poderosos de los medios británicos y el árbol genealógico de los Murdoch tienen mucho en común. El magnate australiano de la comunicación Rupert Murdoch ostenta la quinta posición de la tabla, pero se ha visto superado por otro empresario al que aleccionó en su propia casa, su hijo James.

Por primera vez, la clasificación anual que elabora el diario británico ‘The Guardian‘ desde 2001 recoge cómo un miembro de los Murdoch supera a su patriarca. James, segundo de la tabla, ha sobrepasado al presidente de News Corporation, de 77 años, en su cargo de responsable de operaciones en Europa y Asia de la compañía de su padre, a la vez que mantiene la presidencia del canal británico de pago BSKyB.

La tercera Murdoch en discordia, Elisabeth, ha logrado el puesto 27 (en 2007 se quedaba en el 54). Es presidenta del gigante de la producción independiente Shine y, con una voracidad empresarial que parece de carácter genético, ha comprado los estudios responsables de ‘Life on Mars’ y ha adquirido la compañía norteamericana Reveille -‘alma mater’ de ‘Betty’ en EEUU-.

La lista está encabezada por Sergey Brin y Larry Page, quienes crearon en el garaje de su casa el gigante de Internet Google, nuevo premio Príncipe de Asturias de la Comunicación.

Mark Thompson, director general de la BBC, ha obtenido la ‘medalla de plata’, pese a que, como expuso el jurado, «ha pasado un año horrible» marcado por los escándalos.

El primer editor en figurar en la tabla de ‘The Guardian’ es Paul Dacre, editor del ‘Daily Mail’, ‘Mail on Sunday’ y el ‘London Evening Standard’.

Las entradas más espectaculares de los 100 más influyentes del sector de la comunicación en el Reino Unido está vinculado a las nuevas tecnologías. Si bien, los fundadores de Google copan el puesto más alto, el presidente de Microsoft, Steve Ballmer, ocupa la séptima posición.

En el otro extremo, los presentadores y productores de la ITV Ant y Dec -cuyos nombres reales son Anthony McPartlin y Declan Donnel- han caído desde el número 65 hasta rozar el ‘farolillo rojo’ con el puesto 99. El motivo de esta caída en picado es el escándalo de llamadas telefónicas de su concurso, que fue castigado con una multa ejemplar de siete millones de euros.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído