Sueños estafados

Sueños estafados

BBC Mundo.- Una investigación de la BBC descubrió el problema que afrontan muchos jóvenes futbolistas africanos, que son estafados por falsos representantes que se hacen pasar por buscadores de talento de los principales clubes europeos.

Miles de jóvenes están dispuestos a pagar cuantiosas cantidades de dinero para cumplir el sueño de llegar a ser un futbolista profesional. Los jugadores registran sus datos en páginas de Internet y esperan el llamado de los agentes.

Uno de ellos, contactado por la BBC, pretendió ser representante del Manchester United, campeón del fútbol inglés y de la Liga de Campeones de Europa, y trabajar directamente bajo las órdenes del técnico Alex Ferguson.

Otro se hizo pasar por ser el encargado de buscar talentosos futbolistas del Chelsea, prometiendo arreglar todo los trámites del «fichaje» a cambio de dinero.

Las víctimas pagan lo que ellos creen es la inscripción para poder ser sometidos a prueba por equipos en Inglaterra, paso que suelen hacer muchos jugadores jóvenes con el deseo de ser elegidos para desarrollar su carrera en el club.

Una vez cobrado el dinero, los «agentes» desaparecen.

Falsas promesas

Para descubrir el problema, la BBC hizo pasar a un reportero como el padre de un delantero ghanés, dispuesto a viajar a Inglaterra.

Se contactó a un agente que se presentó como Paul Jones, quien ofreció mantener al jugador a prueba durante dos años a cambió de US$7.000.

En tanto su hijo llegue a Londres, el club se encargará de la comida, su alojamiento y todas las cosas necesarias que ellos necesiten. Después de dos años, si el jugador muestra un buen nivel, se unirá al Manchester United.

Para convencer sobre su legalidad, Jones envió al reportero varios formularios de inscripción con el logo oficial del club. El dato que confirma la falsedad de los documentos es que pide que sean regresados a nombre de Matt Busby, el legendario entrenador de los diablos rojos, quien murió en 1994.

El señor Jones envió a su asistente (Dr. Frank Johnson) para que se reuniera con el padre del jugador con el fin de recibir el dinero en efectivo, encuentro que fue interrumpido cuando el falso agente fue confrontado por el equipo de la BBC acompañado por la policía.

Las autoridades facilitaron el acceso al celular del «asistente» en el que aparece información que sugiere la existencia de una red que opera en África y Europa.

John Fashanu, ministro de Deporte y Turismo de Nigeria, donde se llevó a cabo la investigación, destacó el peligro que sufren muchos jóvenes africanos que sueñan con ser futbolistas profesionales.

Ellos (los estafadores) ven la posibilidad de hacer dinero y lo obtienen de jóvenes nigerianos, ghaneses, sudafricanos, futbolistas de países del tercer mundo que lo único que quieren es ser como Thierry Henry, Kanú o Jay Jay Okocha.

La mayoría de los jugadores afectados, algunos de 12 años de edad, no cuentan con recursos y buscan en el fútbol un escape para sus familias.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído