El Barça quiere que Ronaldinho se despida

(PD).- El Barcelona se ha marcado como reto que el brasileño Ronaldo de Assís, Ronaldinho, se despida multitudinariamente en el Camp Nou y que reciba el último reconocimiento de la afición barcelonista, para cuyo propósito el club trabaja con la fecha de la celebración del torneo veraniego del Joan Gamper, programado para el 16 de agosto.

Para que este deseo prospere, Ronaldinho no debería viajar con su selección a los Juegos Olímpicos, ya que éste sigue siendo el propósito del jugador, a pesar de que haya cambiado de equipo.

La idea del Barcelona es escenificar en el Camp Nou la relación intensa que siempre se ha producido entre la afición barcelonista y el jugador brasileño en los últimos cinco años.

Ronaldinho llegó este miércoles al aeropuerto internacional de Milán procedente de Barcelona, donde por la tarde será presentado como nuevo jugador del Milán.

La llegada del futbolista ha despertado gran expectación y en el aeropuerto de Mapensa le esperaban numerosos grupos de seguidores, al grito de «Ronaldinho, Ronaldinho», y medios de información.

El jugador viajó con el vicepresidente del Milán, Adriano Galliani, y a su llegada al aeropuerto le esperaban, entre otros, el director general del club, Ariedo Braida, señalaron medios locales.

La afición no sólo se ha reunido en Malpensa, sino que son ya muchos los que esperan a las puertas del centro deportivo de Milanello, donde comenzó la concentración del Milán de cara a la nueva temporada.

El técnico del conjunto ‘rossonero’, Carlo Ancelotti, aseguró que pretende volver a contar con el Ronaldinho de los buenos tiempos: «Queremos darle las condiciones para que vuelva a ser el mejor del mundo en el Milan. Encontrará el ambiente ideal para rescatarse. Tenerlo es un estímulo fascinante», dijo al «Milan Channel» Ancelotti, encantado con la llegada del astro brasileño para una temporada extraña en la que el plantel no podrá afrontar la Liga de Camepones por no haberse clasificado.

El entrenador señaló que Ronaldinho «deberá hacer valer todo su deseo» y anticipó que el ex azulgrana «no será enjaulado en una táctica particular».

Uno de los más entusiasmados con la novedad es otro brasileño, el delantero Alexandre Pato, que no dudó en afirmar: «No veo la hora de jugar con Ronnie». El joven podrá hacerlo incluso antes que sus compañeros ya que los dos forman parte de la selección «verdemarela» que jugará los Juegos Olímpicos de Pekín, y el club no puso reparos para que participen.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído