El despelote valenciano de Juan Villalonga

El despelote valenciano de Juan Villalonga

(PD).- Lo de Juan Villalonga, que va de despelote en despelote, es de aurora boreal. El accionista mayoritario del Valencia, Juan Soler, respondió a la oferta de compra que le hizo el ex presidente de Telefónica destituyéndole del cargo de administrador del club y calificándolo de «mentiroso» y «demagogo».

Descartado Villalonga, al que llamó «mentiroso» y «demagogo» por decir que la deuda del Valencia asciende a casi 800 millones de euros, Soler rompió con el que hasta ayer fue su aliado para abrirle la puerta a Vicente Soriano, que había sido su adversario.

Soriano, segundo máximo accionista con el 10% de los títulos, ofrece comprar las acciones de Soler (el 37% del capital accionarial del club) por 71,5 millones de euros. Hoy podría producirse el nombramiento de Soriano como nuevo presidente.

Media hora antes de conocer su destitución, Villalonga convocó una conferencia de prensa en Mestalla en la que se presentó poco menos que como el futuro presidente. Villalonga dijo que le ofreció a Soler 76,7 millones de euros por sus acciones.

También aseguró que Soler aceptó, y que ya pensaba en cómo gestionar la deuda del Valencia, que, según reveló, asciende a 439 millones de euros, a los que hay que añadir el coste del nuevo estadio, unos 350 millones. Los datos apuntan a una quiebra técnica.

«Quería hacerle los análisis al enfermo», explicó el ex presidente de Telefónica. «El enfermo puede morir. No nos hemos puesto de acuerdo [con Soler] en las medicinas».

Soler irrumpió tras su colega y lo desautorizó. Desmintió la versión de Villalonga sobre la deuda del club y anunció su cese con ira: «Lo he cesado».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído