Echávarri y Paz conquistan un oro teñido de luto

Echávarri y Paz conquistan un oro teñido de luto

(PD).- Los regatistas españoles Fernando Echávarri y Antón Paz, bicampeones mundiales, recibieron la medalla de oro que les designa como campeones olímpicos de la clase Tornado con brazalete negro en homenaje a los más de 150 fallecidos ayer en el accidente aéreo que tuvo lugar en el aeropuerto de Barajas.

Echávarri y Paz, que se encuentran en Qingdao, sede de la competición de vela, se enteraron del grave accidente ocurrido en el aeropuerto madrileño anoche y nada más llegar al puerto tras lograr la cuarta medalla de oro para España en estos Juegos brindaron esta presea a los fallecidos en Madrid.

Los españoles cumplieron con su condición de favoritos y evitaron cualquier sorpresa o disgusto colgándose la medalla de oro tras imponerse en la clase Tornado de los Juegos Olímpicos de Pekín.

Los regatistas españoles llegaban a la decisiva ‘Medal Race’ como líderes y sólo tenían que vigilar a los australianos Darren Bundock y Glenn Ashby, vigentes campeones del mundo, a los argentinos Santiago Lange y Carlos Espínola y de lejos a los alemanes Johannes Polgar y Florian Spalteholz, los únicos que podían arrebatarle las preseas.

Sin embargo, nada más comenzar la prueba, el barco germano volcó, lo que dejaba el camino franco hacia la medalla, pero era necesaria una lucha importante para asegurase la ansiada presea dorada.

Para evitar problemas, el dúo español, que en Atenas tuvo que conformarse con un diploma, salió al frente de la competición, que lideraba al paso por la primera baliza, a la que sus rivales llegaban octavos y novenos, llenando de optimismo al público español.

Echávarri y Paz, doble campeones del mundo en 2005 y 2007, y segundos en el ranking mundial, sabían que el objetivo era no perder de vista a australianos y argentinos, por lo que verse superados por británicos o canadienses no era problema alguno.

Así, con el oro cada vez más cerca, tampoco les preocupó verse adelantados por los holandeses, ya que entraron en meta en cuarta posición festejando el triunfo (44 puntos) y dando paso a australianos (49) y argentinos (56), que igualmente celebraron haber mantenido su puesto en el podio.

ÚLTIMA COMPETICIÓN DE TORNADO

La medalla es la segunda de oro que consiguen los regatistas españoles en esta categoría y se une a la lograda por Fernando León y José Luis Ballester, en Atlanta’96. Además, al menos por el momento, será la última, ya que esta clase no forma parte del programa olímpico para Londres 2012.

El triunfo de la pareja gallega no hace sino confirmar que la vela es el deporte olímpico más prolífico para España, que llegaba a esta cita con 15 preseas en su palmarés y que alcanza las 17, sumándose a la lograda en 49er por Iker Martínez y Xabi Fernández, una plata que podría ser oro si prosperaran los recursos.

UNDÉCIMA MEDALLA OLÍMPICA DE ORO PARA LA VELA ESPAÑOLA

De esta forma, la vela española suma once preseas de oro, cinco platas y un bronce y se marcha de estos Juegos también con la cuarta plaza lograda ayer por Marina Alabau y la quinta del 470 masculino de Onán Barreiros y Aarón Sarmiento, lo que eleva a 22 el número de diplomas olímpicos de la disciplina.

La medalla de oro lograda por los regatistas gallegos se convierte también en la undécima de la delegación española en esta cita y la cuarta de oro, tras las de Samuel Sánchez, Rafa Nadal y Joan Llaneras.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído