Cal, una plata triste

Cal, una plata triste

(PD).- El piragüista español David Cal ha conseguido la decimotercera medalla para España en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008 al conseguir la plata en la distancia de C-1 500 metros.

El de Cangas do Morrazo, actual campeón del mundo de la distancia y subcampeón en Atenas, no ha podido con uno de los favoritos, el ruso Maxim Opalev, que se ha hecho con el oro, mientras que el ucraniano Iurii Cheban ha conquistado el bronce.

Con esta medalla, Cal consigue su cuarta presea en unos Juegos Olímpicos, tras la plata conquistada ayer en los 1.000 metros, que se unen al oro, logrado sobre esa misma distancia hace cuatro años, y la plata de los 500 metros en Atenas.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído