Bolt se ha hecho de oro en apenas diez días

Bolt se ha hecho de oro en apenas diez días

(PD).- El atleta jamaicano Usain Bolt ha comenzado a rentabilizar sus tres medallas de oro olímpicas, conseguidas en Pekín acompañadas de sendos récords mundiales, y en solo diez días desde que adquirió su nuevo estatus de gran figura del atletismo mundial ha ingresado más dinero que en toda su carrera anterior.

El nuevo rey de la velocidad se ha dado un baño de popularidad en Europa, a su regreso de Pekín, pero su representante ha conseguido, además, elevar su cotización hasta el punto de proporcionarle en pocos días una pequeña fortuna que se calcula en 350.000 euros.

El patrón de la Weltklasse de Zúrich, Patrick Magyar, asegura que jamás había visto tanta atención mediática dirigida a un atleta, ni siquiera en los tiempos de Carl Lewis.

Bolt consiguió en los Juegos de Pekín las medallas de oro en 100, 200 y 4×100 metros con plusmarcas mundiales de 9.69, 20.30 y 37.10, respectivamente.

Las 26.000 entradas para la reunión de Zúrich quedaron agotadas una semana antes de que Bolt se apostara, en el estadio Letzigrund, por primera vez en unos tacos de salida desde su triple explosión pequinesa.

La contratación de Bolt se ha encarecido tanto que los organizadores de mítines carecen de presupuesto para enfrentarle a los otros grandes de la velocidad.

El periplo europeo de Bolt, que le llevará de Zúrich a Lausana y de allí a Bruselas, le rendirá beneficios que alcanzarán los 350.000 euros, según fuentes cercanas a los organizadores.

En Zúrich, además del fijo de salida, Bolt ingresó 10.000 dólares como campeón olímpico y otros 16.000 por ganar la carrera de 100 metros. Magyar no quiso publicar las cifras exactas pero aseguró que jamás un atleta había cobrado tanto por competir, ni siquiera Carl Lewis, cuya tarifa ascendía a 100.000 dólares en sus buenos tiempos.

Atiende a sus fans

La quincena postolímpica de Bolt se traducirá en un importante incremento del saldo de su cuenta corriente, y eso que en Zúrich, pese a que su cotización se había disparado, tenía contrato anterior a los Juegos de Pekín.

Junto al aluvión de ingresos, Bolt ha empezado a experimentar la enorme popularidad que le han dado en Europa sus éxitos olímpicos.

El vestíbulo del hotel que alojaba a los atletas en Zúrich se colapsó la noche del viernes pasado.

Bolt atendió amablemente las interminables peticiones de autógrafos antes de retirarse a su habitación. Al día siguiente tenía que madrugar para tomar el vuelo que le trasladaría a Lausana, la siguiente etapa de su gira europea.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído