Calderón deja a Schuster entre la espada y la pared

Calderón deja a Schuster entre la espada y la pared

(PD).- Schuster tiene las horas contadas en el Madrid; Calderón quiere librarse del entrenador alemán que no disimula su malestar por la gestión deportiva del equipo y lleva meses sin hablarse con Mijatovic. Así, el presidente espera que Schuster acabe hartándose y coja él mismo la puerta.

Lo que ha ocurrido este verano ha sido la puntilla para el alemán. Ninguna de las preferencias del entrenador para reforzar el equipo han sido satisfechas. En vez de eso, han regresado dos cedidos con los que el entrenador no contaba y se ha fichado a Van der Vaart, un gran jugador que no cumple el perfil deseado por Schuster. El técnico lo dejó claro: necesitaba un delantero urgentemente, Raúl está muy lejos de su mejor estado de forma y Saviola e Higuaín no están a la altura de las circunstancias; además, se ha unido el asunto de Robinho.

Según cuenta El Mundo, Schuster lleva meses sin hablarse con Mijatovic; la relación es nula en lo profesional y lo personal ante el pasotismo de la directiva de escuchar las demandas del técnico a la hora de refozar la plantilla. Desde la directiva aseguran que el entrenador ha dado el visto bueno a las nuevas incorporaciones y a la venta de Robinho pero Schuster, al que no le falta carácter, se despacha a gusto en unas ruedas de prensa donde roza la desidia, la rabia y cierta desesperación.

En una conversación con Calderón, el entrenador se lo dejó muy claro: «A veces parece que queréis que me vaya». Y no va muy descaminado el alemán; el presidente espera que Schuster explote antes o después y coja la puerta.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído