Una radio «negocia la libertad de un secuestrado» para gastar una broma

(PD).- Un locutor de una emisora colombiana llamó a una ama de casa para «informarle» que un sobrino había sido «secuestrado» y «negoció» la libertad con la angustiada víctima de la broma, lo que causó una ola de protestas a la misma estación y en otros medios de comunicación.

El locutor, de la emisora Candela Estéreo, y en el programa ‘Azuquita Pal’ Café’ fue el autor de la broma, que podría costar la suspensión de la licencia de transmisiones.

Tras ser informada del «secuestro» y de la abultada exigencia económica la tía, muy nerviosa, empezó a averiguar a su interlocutor por el estado de salud del sobrino.

Poco después, al mantener muy angustiada a la mujer, los protagonistas del programa le informaron que se trataba de una broma.

Inmediatamente decenas de personas que escuchaban el programa empezaron a llamar a la misma Candela Estéreo y a otras emisoras, indignados.

La directora de la emisora Karen Vinasco, pidió excusas a su audiencia.

El Ministerio de Comunicaciones, que rechazó la broma, anunció una investigación y una fuente de esa cartera advirtió que se estudia si cabe una sanción ejemplar a la emisora.

La ministra de Comunicaciones, María del Rosario Guerra, anunció que se abrirá una investigación sobre las leyes que regulan el servicio de radiodifusión sonora, y que otorgan facultades a su cartera para investigar y sancionar este tipo de actividades.

Se podrán imponer multas o suspensiones del programa y, en un caso extremo, hasta el cierre de la emisora, subrayó.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído