El País tira de tijera para ningunear a Rosa Díez

«Intentaremos entrevistar a Rosa Díez antes de las elecciones porque, si el resultado de las elecciones es el que yo creo que va a ser, después no va a tener mucho interés». Lo decía semanas antes de los comicios de marzo Javier Moreno, director de El País. Y se equivocó. Pero sigue en sus trece. En este caso, tirando de tijera.

La fotografía inferior fue publicada por El País para informar a sus lectores de la reunión celebrada en el Congreso de los Diputados para la firma de un comunicado conjunto condenando el asesinato del brigada Luis Conde:

Esta otra, de la agencia Efe, fue publicada por muchos otros periódicos con la misma intención que el Diario Global en Español: informar gráficamente de un hecho.

Tal y como cuenta Carlos Martínez Gorriarán en su blog:

Ahora, un sencillo ejercicio de agudeza visual: examina la imagen y señala las diferencias entre ambas (solución: es solo una ausencia). A continuación, un no menos sencillo ejercicio de reflexión: explica la diferencia e interpreta el porqué de la misma.

Nota: NaBai (Nafarroa Bai), la coalición nacionalista vasca, está representada en ambas imágenes mediante la agraciada efigie de su diputada, Uxue Barkos, a pesar de que la coalición se negó a apoyar un comunicado parecido en el Parlamento Navarro, es decir, se negó a condenar el asesinato de Luis Conde y los demás atentados de ETA, con las excusas de costumbre. Es posible que sea la fuerza de la costumbre –la burra siempre va al trigo- la que ha liado al poderoso Redactor Gráfico en Jefe de El País, ya saben, la costumbre de “informar” sobre las poses abertzales y de “informar” sobre la inexistencia de UPyD, pese a la nada dudosa y muy agraciada presencia de Rosa Díez en el acto y en la foto respetuosa con el realismo epistemológico (la realidad no es un invento subjetivo).

Periodismo recreativo contra la realidad, como la política de su hombre en la Moncloa. Noticia como ocultación y falsedad, como la política de su hombre en la Moncloa. Tergiversación y manipulación como trato diario con los hechos, como el hábito de su hombre en la Moncloa.

No tienen vergüenza ni sospechan qué pueda ser.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído