Guardiola: «Los equipos que van de víctima me ponen nervioso»

Guardiola: "Los equipos que van de víctima me ponen nervioso"

(PD).- Pep Guardiola, entrenador del Barcelona, explicó que el aspecto que más le preocupa del derbi ante el Espanyol son «las bajas» de su rival, circunstancia que explicó al contextualizar que los equipos «que se ponen en el papel de víctima» le ponen «muy nervioso».

«Me gustaría que estén todos», abundó Guardiola en referencia a las ausencias del Espanyol, «porque sé que tienen buena cantera, aunque igualmente habrá que estar al tanto».

Pese a todo, el preparador del Barcelona admitió que su equipo parte como favorito. «El Barça siempre lo es, va con la camiseta, y por eso es tan difícil jugar en este equipo», dijo.

Para Guardiola, el Espanyol es un equipo «muy bien organizado defensivamente, poderoso en el juego aéreo» y capaz de desplegar «un juego muy directo» y de aprovechar «segundos balones».

En la punta de ataque de su rival, el técnico destacó a Tamudo y Luis García, «peligrosísimos, que se mueven muy bien, verticales, muy directos y con gol», por lo que su presencia en el césped «condicionará, pero con matices», su planteamiento táctico.

Guardiola, además, defendió su política de rotaciones, cambiando «a dos o tres jugadores» en cada partido, «para que todo el mundo se sienta importante» y comentó que le gustaría ser «Aíto García Reneses para pedir tiempos muertos y cambiar a jugadores cada dos minutos», aunque no negó que a lo largo de la temporada pueda establecer «un once más o menos fijo».

Rotaciones

«No sé cómo lleva el vestuario el tema de las rotaciones, pero en cualquier caso, poco tienen que decir; aunque si alguien no está de acuerdo, le tendré que poner siempre de titular», ironizó.

Cuestionado sobre las dudas que aún despierta su equipo, obligado a ganar de manera agónica su último partido ante el Betis (3-2) después de acumular una ventaja de 2-0, el entrenador del Barça animó a sus jugadores a «mantener el nivel» durante los 90 minutos.

No podemos jugar sólo durante 45 minutos, hay que seguir. Aunque a nivel global, nuestro nivel general es mejor que estas bajadas de tensión, el balance entre nuestro debe y nuestro haber es positivo.

Aunque explicó que en el mundo del fútbol «no existen equipos a los que no les hagan ocasiones de gol», Guardiola aseguró que el rendimiento defensivo de su equipo es «para estar satisfecho» y que «a lo largo de la temporada», todos los mecanismos defensivos «se irán normalizando».

Guardiola aseguró, por otra parte, que los derbis que mejor recuerda son «algunos de Sarrià y los del Camp Nou, donde casi siempre ganábamos», y resumió sus cien días al frente del equipo con un lacónico «estoy igual», aunque admitió haber perdido un poco de pelo.

En contra de su costumbre, la plantilla del Barcelona no se concentrará antes del partido «para que el día no se haga tan largo», según su entrenador.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído