Los desbarres del «intelectual» Suso de Toro

(PD).- De risa. Francisco del Río Sánchez es profesor del Departamento de Filología Semítica de la Universidad de Barcelona. En una Carta al Director de El País, el profesor dice con ironía: «Admiro la valentía de Suso de Toro a la hora de hablar de determinados temas». Y se explica.

El profesor se ha debido encender por la réplica que Suso de Toro da el académico Antonio Muñoz Molina, que, a su vez, había escrito también una Carta al Director dedicada al escritor gallego.

El intelectual de guardia del presidente del Gobierno escribió una pieza de opinión sobre George Steiner.

El País publicó esta carta de Antonio Muñoz Molina:

‘Steiner y nosotros’, de Suso de Toro

A la espera del próximo round en el duelo de titanes Suso de Toro/George Steiner, me pregunto si De Toro, al afirmar en su artículo Steiner y nosotros que la lengua hebrea no tiene «una tradición estrictamente literaria más alta» que la gallega ha tenido en cuenta que en hebreo se escribieron el Cantar de los Cantares, El libro de Job, los Salmos de David y las Lamentaciones de Jeremías, por poner unos cuantos ejemplos. Lo digo -sin menoscabo de la lengua gallega- porque ni en la lengua española ni en la inglesa, que tienen tradiciones literarias bastante más amplias, encuentro yo nada comparable.

Suso de Toro le responde en la misma sección del periódico:

Gracias, Antonio

En la carta de Antonio Muñoz Molina, Steiner y nosotros, de Suso de Toro, me pregunta si tuve en cuenta que en hebreo se escribieron El Cantar de los cantares, El libro de Job, los Salmos o las Lamentaciones al valorar la tradición literaria en esa lengua. Pues sí, la verdad es que lo tuve en cuenta pero, aún agradeciéndole que haya leído atentamente mi artículo (gracias, Antonio), con más atención reparará en que me referí a la tradición «estrictamente» literaria. Y es porque entiendo que la Torá, o Pentateuco, a la que se refiere son textos religiosos actuantes todavía hoy para los creyentes judíos y para los evangélicos.

Por lo mismo no considero literatura estrictamente tampoco al Corán, con independencia de que ésos u otros textos religiosos puedan ser leídos como literatura en sí por un lector profano. En general, considero literatura estricta a la profana, a eso me refería. Pero sí que valoro y me estimula la lectura de la Biblia, tanto los textos que nos han llegado desde el hebreo, como desde el arameo o el griego.

Un granito, o dos, de ironía sí que aprecio en su «duelo de titanes Suso de Toro-George Steiner». Esa ironía refleja un punto de vista subjetivo y una incomodidad personal, en esas cosas no cabe mucho la discusión.

Si a él se lo parece así será para él.

Y, para acabar, Francisco del Río Sánchez, del Departamento de Filología Semítica de la Universidad de Barcelona, le responde a Suso con una Carta al Director en el mismo diario:

¡Admirable!

Admiro la valentía de Suso de Toro a la hora de hablar de determinados temas.

Lo invito a que se matricule en la especialidad de Filología Hebrea: así podrá aprender que el Cantar de los Cantares, el Libro de Job, los Salmos o las Lamentaciones no pertenecen al Pentateuco o Torá, que la lengua hebrea tiene una historia de más de 3.000 años y posee una literatura incomparablemente extensa, tanto profana como religiosa, escrita a lo largo y a lo ancho de un vasto territorio que se extiende de Rusia al Yemen y de Irán a Portugal.

De paso, y si le queda tiempo, puede también escoger algunas asignaturas de Teoría de la Literatura y Literatura Comparada. Allí le enseñarán que la Biblia y los clásicos son la fuente de toda la tradición literaria, musical y pictórica de Occidente. Lo del Corán, que se lo expliquen en Filología Árabe: en la tradición literaria árabe se le considera la Madre de la Lengua.

Como escribió el poeta hebreo Dunash Ben Labrat en el siglo X: «Reflexiona siempre / para dar respuestas apropiadas / acendradas y probadas / como el oro en los crisoles…».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído