El pelotazo de Luis Fernández se guarda un as en la manga

El pelotazo de Luis Fernández se guarda un as en la manga

(PD).-El pelotazo inmobiliario de la Corporación RTVE no deja de dar sorpresas. Luis Fernández se guarda otro as en la manga en la operación denominada Proyecto Nueva Sede al intentar obtener un beneficio extra con la venta de unos terrenos que no pertenecen a la corporación. Estos terrenos están ubicados en la céntrica sede de Torrespaña y fueron cedidos por el Ayuntamiento de Madrid hace 28 años, bajo la alcaldía de Enrique Tierno Galván.

La sede de informativos de la corporación ocupa 32.000 metros cuadrados en pleno centro de Madrid, en la calle O’Donnell. De ellos, Radiotelevisión Española sólo compró 20.000 por un valor de 1.500 millones de pesetas de la época, mientras que el consistorio madrileño regaló al ente público los 12.000 restantes, según informa ÉPOCA.

En este terreno se ubica actualmente un helipuerto, que se incluye en el paquete de suelo a la venta junto a las sedes de Prado del Rey, ubicadas en Pozuelo de Alarcón, y los legendarios Estudios Buñuel, situados en el paseo de la Habana de Madrid. Las tres sedes de la corporación ocupan una extensión aproximada de 200.000 metros cuadrados, cuya venta podría reportar a la empresa que preside Luis Fernández alrededor de 700 millones de euros, un precio muy por encima de su valor real teniendo en cuenta que se han puesto a la venta terrenos por los que la televisión y radio públicas no pagaron un duro.

A cambio, la corporación construirá una única sede que podría acarrear un coste cercano a los 500 millones de euros. Por lo demás, las cifras del negocio, calculadas hace dos años, ya no son las mismas. Ahora, Fernández ha reconocido que “la cosa saldrá lo comido por lo servido” cuando antes hablaba de 200 millones de euros de beneficio. Y es que la situación inmobiliaria ha cambiado.

Se trata de la operación inmobiliaria más importante de la última década en España, ya que, con la venta de las tres sedes, y el coste del nuevo edificio, RTVE se embolsaría alrededor de 200 millones de euros. A esta cifra habría que sumarle las plusvalías que genere la operación así como la recalificación de los solares en los que se ubican las propiedades de RTVE, que previsiblemente aumentarán su valor en el mercado.

El cerebro de la operación se llama Pedro Pablo Mansilla, un empresario inmobiliario ex cargo del PSOE, que además de trabajar para la corporación, tiene intereses privados en otras cinco sociedades inmobiliarias. Mansilla, que tiene un contrato mercantil con la Corporación -este tipo de contrato no incluye el pago de IVA, y tiene más ventajas fiscales que uno laboral- es íntimo amigo de Fernández y marido de la actual defensora del Espectador en TVE, Elena Sánchez.

LEA EL ARTÍCULO COMPLETO EN ÉPOCA

Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído