Caroline Little: «Los valores periodísticos que se requieren para el papel e internet son similares»

(PD).- Transferir los arraigados valores de los periódicos convencionales a las versiones digitales. Ésa parece ser la receta a seguir y el camino adecuado para todos aquellos portales informativos en red que quieran registrar un aumento sustancial en sus ingresos publicitarios.

Esto es lo que ha pretendido transmitir Caroline Little, la antigua editora del Washington Post on-line, en una conferencia organizada por la Asociación Mundial de Periódicos (WAN) que acaba de tener lugar en Amsterdam.

Y es que, a pesar del enorme crecimiento de audiencia y anunciantes que están registrando los ‘sites’ dedicados a la difusión informativa, los ingresos que éstos obtienen en publicidad son todavía muy inferiores a los recibidos por las versiones en papel.

En su comparecencia de apertura y bajo el título ‘La industria digital en el mundo’, Little indagó sobre la situación en la que se encuentran sumidas las editoriales, llegando a hablar de una «industria deprimida».Así las cosas, Little ve a la ‘red de redes’ como la mejor alternativa para disipar este gris panorama. Por ello, y a modo de recomendación, comenzó su exposición emplazando a la industria informativa a ser «todo lo experimental que sea posible» para buscar un futuro óptimo a sus páginas webs.

«Pese a las diferencias existentes entre el trabajo en un medio impreso y uno digital, los valores periodísticos que se requieren son similares», ha explicado la que también fuera consejera del ilustre Guardian. Para conseguir equiparar ambos modelos informativos, Little ha exigido dejar a un lado los complejos: «Somos demasiado conservadores con todo esto y el miedo al fracaso puede llegar a ser debilitante».

Y para sentar las bases de un crecimiento acertado, Little ha fijado tres pilares básicos sobre los que los medios deben sustentarse.

La primera de ellas es la multimedialidad. Debido a que las posibilidades de un periódico están limitadas únicamente al texto, las fotos y la grafía, Little se refirió a los vídeos, documentos de audio, galerías de imágenes, blogs o fotografías panorámicas como «los nuevos instrumentos en la ecuación periodística para acercarnos a cada información con una actitud diferente».

Otra de estas cualidades es el ‘agujero infinito’ que es Internet. Para ella, la red es «perfecta para que las bases de datos puedan ser útiles para los lectores, pues son espacios infinitos».

Y la última de estas características en las que la ‘nueva’ prensa debe sumergirse es la relativa a las nuevas tecnologías de la información. Pese a reconocer que puede llegar a «asustar» la enorme fragmentación en los medios de comunicación que impiden a las empresas informativas controlar los formatos en los que se consumen sus productos periodísticos, esto también puede erigirse como una enorme oportunidad:

«Ahora tenemos la posibilidad de que nuestros contenidos lleguen a lo lectores mientras conducen a través del podcast de audio o la radio, o mientras están en la calle y necesitan buscar un restaurante a través del teléfono móvil o el iPod. Y podemos empujarles nuestro periodismo a través de los nuevos métodos tecnológicos: vía RSS, boletines de noticias o de correo electrónico».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído