Abellán: «Me da pena que se vendan por 300 euros»

Abellán: "Me da pena que se vendan por 300 euros"


(PD).- Guerra abierta. José Antonio Abellán ha contestado a la Web del Real Madrid. Donde en su espacio de opinión se le atacaba duramente en la figura de Matías Antolín. Abellán dice que: «Me da mucha pena». Antolín colaboraba anteriormente con el locutor de la Cope y le regalaba los oídos, pero ha sido fichar para el Madrid y su concepción sobre él ha variado mucho. Parece que Calderón utiliza todas las armas para desprestigiar al locutor, aunque este se defiende: «Que por 300 euros escriba esto a golpe de dictado, me da pena».

Matías Antolín escribía esto en la página del Real Madrid sobre Abellán:

A falta de caballos, trotan los asnos. La verdad es la noticia, pero un tal José Antonio Abellán (director de El tirachinas-COPE-), usa la forma más rastrera de fomentar los bajos instintos del oyente dándole carnaza putrefacta. Este gualtrapa, terrorista del micrófono, chismoso de alta suciedad, vende historietas de insidias a costa del morbo insaciable del prójimo. Resulta vomitivo lo que cuenta sobre el presidente del Real Madrid. Lo hace con una impunidad, con una alevosía, que es indignante. La mentecatez de este soplamicros es de Juzgado de guardia. ¿Qué hacen los jueces? Nada. Existe presunción de indecencia.

Este periodista carroñero está empeñado en dar tono racional a lo propio y negárselo a lo ajeno. No puede haber tolerancia con la intolerancia de este gurú que está cayendo en una información barriobajera basada en insultar y descalificar a la gente que no piensa como él. Su descrédito a la hora de informar sobre la directiva del Real Madrid ha obtenido cum laudem. Este parlanchín de voz estropajosa está siendo periodísticamente obsceno y moralmente indecente. Después de escuchar lo que ha dicho contra Ramón Calderón y Melchor Miralles, he llegado a la conclusión de que toda la desinformación voceada y escrita por este voceras denota una falta de escrúpulos y pudor intelectual. Es un desprecio a la inteligencia ajena.

Abellán es un poetarugo, un predicador, un tombolero de las ondas. Para desacreditar a alguien como Ramón Calderón o Melchor Miralles hay que tener mucho prestigio. Él no lo tiene, pero sí mucha desvergüenza. Le conozco muy bien. Siempre le he tenido simpatía y afecto, pero me ha defraudado. Quizá se ha contagiado de Federico Jiménez Losantos, otro resentido. Busquen, comparen, y si encuentran a alguien mejor para presidir al Real Madrid que Ramón Calderón, díganmelo. ¡Hala, Madrid!

Abellán leyó algunos escritos en los que Antolín le alagaba:

Me mola su independencia siempre dice lo que piensa. Es muy bravo, si fuera toro le cortarían las orejas . Abellán es un crack del micrófono.

Y le contestó que le da pena que «se venda por 300 euros, y escriba a golpe de dictado». Pero que es con lo que tiene que lidiar todos los días gracias Ramón Calderón. «Este es el nuevo fichaje de Ramón Calderón para que escriba estas cosas sobre mí».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído