Todos contra España


(PD).-La que nos espera en Argentina. Sin Rafa Nadal y con un público deseando vencer, será una encerrona para los tenistas españoles. Ya se han agotado las entradas que habían salido a la venta para ver la final de la Copa Davis. Sólo tardaron unas horas en agotarse, lo que demuestra las ganas de los argentinos de ganar este título.

Los abonos se pusieron a la venta en el estadio Islas Malvinas de Mar del Plata, sede de la final, y a través de una página web a primera hora de la mañana de ayer y se agotaron en poco más de seis horas. La venta estuvo vigilada por un gran número de policías.

En la ventanilla del Estadio, se agotaron los cien abonos más baratos, de 990 pesos argentinos (unos 240 euros) y los pocos que había de 2.080 (unos 504) y 2.400 (unos 580 euros). La cola había comenzado durante el fin de semana y según informó la policía, no se produjeron incidentes.

Por Internet, la empresa ‘Ticketek’ puso a la venta 2.700 entradas que se terminaron en las primeras horas de la tarde. Tal fue la demanda que el sitio estuvo colapsado durante varios minutos. Un rato más tarde comenzó la reventa en la web, con precios que aumentan en más de un 50 por ciento y que llegan a costar dos o tres veces más que su valor original.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído