Pedrojota cree que regalar edredones no salvará a la prensa de papel

Pedrojota cree que regalar edredones no salvará a la prensa de papel

(PD).- La prensa de papel vive sus horas más bajas. Las ventas caen en picado y ya se rumorea de un rescate con dinero público a los grandes editores de nuestro país. Pedrojota ha hecho un llamamiento a sus compañeros: «Basta ya de regalos». El director de El Mundo pide acabar con la guerra de las promociones. Menos edredones y más lectores.

«Yo lo que pido es que cierren todas las televisiones públicas, que nos cuestan más de 2.000 millones de euros. No tiene sentido que tengan que existir. Si no hay periódicos públicos, ¿por qué tiene que haber televisiones públicas?». Pedrojota no ha desperdiciado ocasión de asegurar que a pesar de la crisis, el Grupo Unidad Editorial goza de «una excelente salud».

El director de El Mundo, que ha participado en el Foro de la Nueva Comunicación, añadía un efecto positivo al margen de lo económico a esta medida: «Con esta medida podríamos también recuperar a profesionales de la talla de Luis Fernández, que ahora tiene que hacer el ridículo, no por él, sino por culpa de otros, respondiendo a preguntas en el Parlamento sobre si un político sale más o menos guapo».

Pedrojota ha asegurado que «todas sus cabeceras ( las de su grupo editorial) son rentables«, y se ha reiterado en su oposición a la petición de ayudas públicas que solicitó la semana pasada la Asociación de Editores Española.

Con contundencia, ha declamado:

«No queremos las ayudas directas, no queremos ayudas que condicionan, pero sí exigimos que el Gobierno deje de detraer recursos tan importantes como los publicitarios con las televisiones públicas».

Instó también a los demás diarios a terminar con la «guerra de promociones» en los quioscos, un sistema de competencia entre medios que, a su entender, «genera costes y no reporta audiencias».

Las últimas batallas de prestigio que han peleado los medios han salido caras. Y precisamente Prisa ha protagonizado una de ellas con la celebración del 30 aniversario del diario Cinco Días, que coincidía en fecha con la fiesta de aniversario de Marca que Unedisa organizo en el Rizt.

Y El Mundo, como el resto de los periódicos impresos, está atravesando un momento difícil por la importante bajada que el sector registra en los contratos publicitarios.

«Hemos pasado de vender periódicos a comprar lectores, y a veces, compramos compradores de vajillas y edredones«, ha manifestado en relación a las prolíficas campañas de regalos que acompañan a la venta de ejemplares, recordando que los diarios impresos comenzaron regalando libros para promocionarse y que han acabado premiando la fidelidad de los lectores con cacerolas.

«Hago un ofrecimiento a los demás editores para ponernos de acuerdo en establecer nuestra competencia en torno a los contenidos y que terminemos con el ‘dumping’ de los edredones, porque todos saldremos ganado»

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído