Multa a una redactora que atravesó el cordón policial tras el atentado de Navarra

(PD).- Una periodista de Punto Radio ha sido condenada a una multa de 600 euros por traspasar un cordón policial tras el atentado de ETA en la Universidad de Navarra, hechos calificados como una falta contra el orden público.

La redactora asegura que «en ningún momento» desobedeció al agente: «Me dijo que fuera en una dirección y lo hice. No me dio ninguna instrucción acerca de los lugares por los que no podía ir. Al acceder por la vía en cuestión no había ningún elemento que impidiera el paso».

La periodista agregó en la vista oral que «no existió una orden clara» y que todo se debió «a la precipitación del momento», pero la juez estima que existió una orden clara, concreta y contundente».

Según publica diariodenavarra.es,tras la explosión junto al Edificio Central los agentes establecieron un cordón de seguridad ante el riesgo de nuevas explosiones y se formó una barrera humana con agentes.

Tres cuartos de hora después de la explosión acudió al lugar la periodista María Marzo Remírez, que se identificó verbalmente como tal al agente encargado de la barrera. El policía le indicó que «no podía rebasar el cordón formado por la cinta y los agentes, y que debía continuar andando por fuera del cordón».

El fallo añade que el agente, al volver a mirar, pudo divisar a la periodista «justo entrando al Edificio Central, lo que motivó que echara a correr tras ella, encontrándola cuando ya estaba saliendo, dando vueltas por la zona del hall del edificio a escasos metros del foco de la explosión». La juez señala en la sentencia que la actuación de la periodista constituye «un desprecio al principio de autoridad» y que además «provocó un riesgo intolerable hacia su persona».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído