Vasile: «El sector de la televisión no está en crisis, está en quiebra»

Vasile: "El sector de la televisión no está en crisis, está en quiebra"

(PD).- Paolo Vasile, Consejero Delegado de Telecinco, asegura que las televisiones públicas ocupan un espacio vital para las comerciales en el pastel publicitario y «destrozan un espacio determinante». Sobre las «presiones», el italiano reconoce que éste es un Gobierno que no llama, «es mucho más agobiante en ese sentido la Casa Real».

En una entrevista con Esther Esteban en El Mundo, Vasile cree que «no pasamos por una crisis, sino por una quiebra», y están «encendidas todas las alarmas».

Los que ganaban mucho, ganan. Los que ganaban un poco, pierden. Los que estaban perdiendo, pierden mucho. Por eso digo que este sector está técnicamente en quiebra. Si vemos los gastos y los ingresos, no podemos seguir así.

El productor italiano aboga por reformar el sistema de televisión pública y expone que el caso de TVE, en 2008, ha sido «escandaloso».

No le importa vender la publicidad al 40% menos de lo que podría venderla y no le importa pagar el 40% más de lo que podría pagar. Compra y vende a cualquier precio, porque juega con dinero público. En 2008 TVE ha perdido 100 millones de euros, y eso se sabía antes de hacer los Presupuestos Generales del Estado de 2009 y no se ha modificado, con lo que este año su despilfarro será mayor. Es intolerable.

Sin ninguna duda que es una antigualla y un anacronismo. La televisión pública es un arma en contra de la libertad de empresa. Imagine que hoy, con el automóvil en crisis, el Estado empieza a construir coches vendiendo a la mitad de su precio. ¿Qué pensaríamos? Con la diferencia de que el dinero de la televisión sale de los ciudadanos. Y aquí el ciudadano está pagando la TVE, la catalana, la gallega… y en todas se despilfarra a manos llenas.

Vasile critica la nueva ley audiovisual que es «papel mojado» ya que no se puede «hacer un proyecto de ley de la televisión privada sin cambiar la presencia de la televisión pública». Sobre el 5% que deben pagar las televisiones privadas para proyectos cinematográficos, el consejero delegado de Telecinco asegura que es «un impuesto revolucionario».

A un sector que está en quiebra se le obliga a subvencionar otro, que es el cine. Que las televisiones privadas aunque no ganen dinero tengamos que invertir el 5% de nuestros ingresos en cine español, mientras TVE compra películas americanas a mansalva es una gran contradicción y un abuso. En un momento tan grave el Gobierno debería darnos una moratoria, y no obligarnos a subvencionar a otro sector cada día más ruinoso.

Sobre la censura en televisión, Vasile niega que tuviera que cerrar el Tomate por presiones políticas, sino por audiencia; y explica que el Gobierno nunca le ha llamado.

Este es un Gobierno que no llama, ni nadie nos llama en su nombre. Es mucho más agobiante la relación en ese sentido con la Casa Real. No sé si es bueno o malo, pero no llaman. Tal vez porque no tienen motivos.

Niega que Telecinco haga televisión basura. Para el italiano, «es un argumento capcioso que se remonta al Pleistoceno, a la etapa de las mamá chicho».

No puedo pensar que el público de Telecinco es coprófago, que come basura. Come lo que le gusta. Y Telecinco, líder de audiencia durante mucho tiempo, no parece que lo haga mal. No existe la buena o la mala televisión, existe la televisión que la gente ve y la que no ve.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído