Horcajo contesta a Wyoming: «Hacer un vídeo con un delito es una mezquindad»

(PD).- «Os la hemos colado«, se reía Wyoming. «Soy cabrón pero tampoco tanto«, rezaba el cartel que lucía el presentador de La Sexta. Se estaba refiriendo a Intereconomía, en especial a Xavier Horcajo, presentador de «Más se perdió en Cuba», el programa que sacó en primicia el falso vídeo. Horcajo ha respondido al humorista de Roures: «Hacer un video con un delito es una mezquindad«. Urbaneja, de la Asociación de la Prensa, también está indignado con la bromita.

«No se trata de un montaje, es un engaño«. Así de tajante se ha mostrado Xavier Horcajo. «Parece curioso que alguien pida ética cuando participa en un engaño«, le replicó inmediatamente al presentador de La Sexta.

Este lunes por la noche ‘El Intermedio’ destapaba la trama. Todo era un montaje.

«Os la hemos colado».

En la emisión del programa ‘El gato al agua’ de Intereconomía, Xavier Horcajo intervenía para denunciar la «mezquindad» del montaje.

«Nosotros comprobamos que el vídeo no estaba trucado ni cortado. El que se denigra es quien graba falsedades».

Según Horcajo, «la catadura moral de Wyoming está por los suelos asi que no me fue difícil creer que podía ser cierto«.

En opinión de Horcajo, La Sexta fue «un regalo de Zapatero a sus amigos del baloncesto«.

«Estoy orgulloso de mi programa y mi cadena que reacciona ante lo que pudo ser un delito porque el individuo es capaz de eso».

«Hay cosas con los que un periodista no debe jugar y hacer un vídeo con un delito es una mezquindad«, concluye el presentador.

URBANEJA: «ESTO NO REVELA MÁS QUE EL ESTADO DEPLORABLE EN QUE ESTÁ LA PROFESIÓN»

El presidente de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM), Fernando González Urbaneja, ha criticado con dureza la broma de Wyoming en su programa de La Sexta sobre las vejaciones a una becaria, por lo que supone de «empleo de la trampa y el engaño» y de «desprestigio» de la profesión periodística.

Urbaneja ha mostrado su «profundo pesar e irritación» por este episodio y por el comportamiento que han tenido «unos y otros», en referencia a La Sexta e Intereconomía.

«Revela un desprecio y una enorme ignorancia de las reglas de este oficio».

La APM se ha visto salpicada por este asunto, ya que cuando se enteró de que la posible afectada por las vejaciones era una becaria, se interesó para salir en su defensa si era preciso.

«El lunes», ha explicado Urbaneja, «ya supimos que se trataba de una celada a Intereconomía y nos pareció deplorable».

A su juicio, los periodistas tienen que medir las consecuencias de lo que hacen y «no se puede engañar a la gente».

«Lo que han hecho en este caso unos y otros es muy triste».

En definitiva, ha agregado Urbaneja, «esto no revela más que el estado deplorable en que está la profesión en estos momentos, y con comportamientos así sólo se entra en una dinámica que conduce al desprestigio de todos».

El «affaire» de Wyoming y la becaria también pone en evidencia, en su opinión, que «en las redacciones no hay mecanismos de alerta, porque alguien puede imaginar algún desatino, pero debe haber siempre quien lo pare».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído